| 5/26/2006 12:00:00 AM

Gente de ciencia

El censo dejó un sabor amargo para la educación en Colombia. Solo un 1,4% de los nacionales tiene estudios de posgrado. En el mundo actual, las especializaciones, las maestrías y los doctorados no son un adorno opcional para las hojas de vida. Un país que no tiene posgraduados limita su capacidad de absorber tecnología y qué no decir de su capacidad de generarla.

Para la Colombia de 41 millones de habitantes, 2.980 personas con doctorado sigue siendo poco. Los 2.057 grupos de investigación reconocidos por Colciencias son un avance frente a los 544 que había en 2002 (ver gráfica), pero sigue lejos de lo necesario. En Colombia, el DNP señala que solo el 6,5% de las exportaciones tiene contenido tecnológico comparado con 21% en México y 12% en Brasil.

Entonces, ¿qué falta? Tal vez, que hacer ciencia tenga un mercado atractivo para quien se quiera dedicar a esa labor. Para eso, sin duda, sirven los incentivos para que las empresas públicas y privadas se apropien de los beneficios del desarrollo científico y tecnológico, pero desde el lado de los científicos, y las universidades, buscar la relevancia de sus trabajos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?