Factor O

| 2/8/2002 12:00:00 AM

Factor O

El índice de opacidad cuantifica los costos de determinados comportamientos de una economía y sus efectos en los mercados de capitales. Colombia no sale bien librada.

A medida que el mundo se globaliza y se incrementa la interdependencia entre países, la transparencia en las condiciones de los negocios se ha convertido en condición indispensable para que una economía sea competitiva. La falta de transparencia incrementa la percepción de riesgo y el costo de capital para una economía y, por ende, tiene un poderoso efecto destructor sobre su competitividad.



Este impacto se mide con el índice de opacidad, el llamado Factor O, calculado desde el año 2001 por PriceWaterhouseCoopers. Los más recientes resultados fueron presentados en el Foro Económico Mundial que acaba de concluir en la ciudad de Nueva York.



El Factor O evalúa cinco dimensiones que afectan el desarrollo de los mercados de capitales domésticos: i) la corrupción; ii) el sistema legal; iii) las políticas económicas y fiscales; iv) los estándares y prácticas contables (incluyendo el corporate governance); y v) el marco regulatorio. Un mayor valor del índice refleja una menor transparencia y, por tanto, implica un mayor costo de capital.



La gráfica muestra que Colombia obtuvo un puntaje de 60, mientras que Singapur, Estados Unidos, Gran Bretaña y Chile tuvieron 29, 36, 38 y 36 puntos, respectivamente.



El ejercicio también calcula el impacto de la transparencia sobre el costo de capital, expresado como una tasa de impuestos (eje derecho). Supongamos que Singapur observara un aumento en su opacidad hasta el nivel colombiano. Ese país sufriría un efecto negativo sobre la inversión (doméstica y extranjera) equivalente a un aumento de 25% en los impuestos.



No es un tema abstracto. Las reformas estructurales, el buen gobierno corporativo y el control sobre la corrupción son indispensables para reducir el lastre que cargan nuestras empresas y para elevar nuestra capacidad de competir en el mundo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.