| 10/27/2006 12:00:00 AM

Esto no cuadra

Hay que insistir. El Dane debe hacer todo lo que sea necesario para no perder su credibilidad. Aún no hay una explicación concreta sobre las estadísticas de ocupación de agosto. La tasa de ocupación, que es la relación porcentual entre la población ocupada y la población en edad de trabajar, se ubicó en 49,7% ese mes, menor que el 52,6% de agosto de 2001, un momento en el que el país apenas salía de la crisis de finales de los 90. Tampoco hay explicación sobre la baja de la población en edad de trabajar que pasó de 15,87 millones de personas en julio a 15,75 millones en agosto. Habría que sumar a la lista de incógnitas, el dato de subempleo. En agosto, la proporción de encuestados que manifestó trabajar menos horas que las de pleno empleo se descolgó de un promedio de 10% a 1%. Mientras tanto, el porcentaje de los que dijeron estar subempleados por trabajar en empleos que requieren menor calificación se disparó de 4% a 18%. "La naturaleza no da saltos", dice un adagio de economistas que tal vez tenga que mirar el Dane.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?