Revista Dinero

| 12/9/2002 12:00:00 AM

Escenarios de guerra y economía

Las reformas del gobierno no deberían reducir su alcance en momentos de incertidumbre en los mercados internacionales de capitales.

La opinión de las multinacionales en Colombia, que le apuestan al país invirtiendo sus recursos en estas latitudes, parece estar llegándole por fin al oído del nuevo gobierno. De hecho, muchas de las propuestas oficiales de reforma están orientadas a subsanar los principales obstáculos identificados por estas empresas que impiden que mejore el clima de negocios y aumente la inversión. Este hecho es afortunado: los flujos de capitales a mercados emergentes se vienen recomponiendo a pasos acelerados, prefiriendo países como México y Rusia, por las dudas sobre el rumbo de Brasil y la creciente aversión a países con una alta prima de riesgo soberano, como Colombia.



La gráfica muestra los resultados de una exhaustiva encuesta realizada este año por Coinvertir a 91 directivos de empresas multinacionales de los sectores de servicios y minero-energético, renglones con el mayor potencial de crecimiento en el país. Para estos empresarios en cargos gerenciales, con intereses en Colombia, la principal barrera para invertir más, generar empleo y crecimiento es el problema de inseguridad y orden público en el país.

En segundo lugar, aparece la preocupación por la baja estabilidad jurídica imperante. Así mismo, hay una gran incomodidad por la extensa tramitomanía, la deficiente infraestructura vial y portuaria y la poca flexibilidad que caracteriza la legislación laboral.

El gobierno de Alvaro Uribe ha comenzado a proponer y efectuar cambios en estos temas, con énfasis en la seguridad. Así mismo, el gobierno viene trabajando en mejorar el marco jurídico y en reducir y simplificar trámites. Por último, hay reformas económicas en curso, como la laboral y la pensional, encaminadas a devolverle al país su viabilidad social y fiscal.



No obstante, los empresarios comienzan a mirar con preocupación las modificaciones en el alcance de reformas impopulares, como la laboral y la pensional, pero trascendentales para la viabilidad del país. Si el gobierno no invierte su capital político en el tema económico, no cabe duda de que la inversión extranjera continuará siendo esquiva y las posibilidades de alcanzar un mayor crecimiento se verán frustradas en los próximos años.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×