El valor de las madres

| 5/27/2003 12:00:00 AM

El valor de las madres

Colombia ocupa el lugar 24 en el ranking que refleja la situación de las madres en el mundo.

Las condiciones de las madres en un país son un claro indicador de su calidad de vida y de las oportunidades de sus hijos. Una madre con acceso a educación, salud, planificación familiar y oportunidades económicas, muy probablemente se convertirá en fuente de desarrollo para sus hijos, logrando para ellos un mejor futuro y contribuyendo a una mejor sociedad.

La gráfica muestra el ranking de condiciones de vida de las madres en 117 países. Suecia, Canadá e Inglaterra ofrecen mejor calidad de vida para las madres, mientras que en Perú, Bolivia e Iraq enfrentan mayores dificultades. El índice de las madres se construye con base en indicadores de calidad de vida de mujeres y niños. Entre estos indicadores están el riesgo de mortalidad materna, porcentaje de mujeres que utilizan métodos anticonceptivos, porcentaje de nacimientos atendidos por personal calificado, tasa de mortalidad infantil, tasa de analfabetismo de las mujeres adultas y participación de las mujeres en el gobierno nacional, entre otros.

Colombia se ubica en el puesto 24 del ranking y en América Latina es superado por Costa Rica, Chile, Argentina y Uruguay. Supera a otros países de la región como México, Ecuador, Venezuela y Brasil. En indicadores como el porcentaje de mujeres que utilizan métodos anticonceptivos, el país supera, con un 65%, a buena parte de los países del estudio. Sorprende, además, que el 86% de los partos en el país sean atendidos por personal calificado. A Colombia, sin embargo, no le va tan bien en términos de la participación de las mujeres en el gobierno (12%) en comparación con países como Suecia (45%) y Costa Rica (35%). Tampoco es buena la cifra de mortalidad infantil que alcanza los 19 niños por cada 1.000 nacimientos.

En términos comparativos, el país tiene un comportamiento aceptable. En Iraq, por ejemplo, solo el 10% de las mujeres usan métodos anticonceptivos. Otros países, como Bolivia, alcanzan tasas de mortalidad infantil de 60 niños por cada 1.000 nacimientos.

Al final, lo importante es reconocer que solo en la medida en que se generen condiciones favorables para el desarrollo de las madres se le estarán brindando mayores oportunidades a la niñez. El lazo intrínseco entre una madre y sus hijos es innegable, por lo que invertir en estas mujeres es la mejor manera de invertir en el futuro de un país.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.