El dinero no basta

| 3/8/2002 12:00:00 AM

El dinero no basta

Más que de su riqueza, la sostenibilidad de un país depende del compromiso del gobierno y del sector privado con los asuntos ambientales.

El grado de desarrollo y el nivel de ingreso de un país no bastan para garantizar su sostenibilidad en el largo plazo. Así lo indican los resultados de la última medición del índice de sostenibilidad ambiental (ESI, por sus iniciales en inglés), publicados el pasado 11 de febrero. Según este, países como Uruguay, Eslovaquia y Estonia tienen mayores probabilidades de alcanzar y mantener condiciones ambientales favorables en el largo plazo que potencias como Estados Unidos, Japón o el Reino Unido.



De acuerdo con el estudio, realizado por el Foro Económico Mundial y las universidades Yale y Columbia, la sostenibilidad ambiental de un país no solo está ligada con su crecimiento económico. En ella intervienen otros factores, como la capacidad de respuesta de las instituciones, la reducción de la corrupción, el clima y la densidad poblacional.



La gráfica muestra el ESI de algunos de los 142 países evaluados. En el lugar 22, Colombia no sale tan mal librada. De hecho, su ESI (59,1) está por encima del promedio de naciones con PIB similar estudiadas (53,5). Sin embargo, su desempeño en aspectos como calidad del aire y calidad del agua deja mucho qué desear. Más preocupante aún, los resultados evidencian grandes debilidades justo en aquellos aspectos que el estudio considera como más relevantes para asegurar la sostenibilidad futura de un país: el compromiso del gobierno y del sector privado con los asuntos ambientales.



Es hora de tomar este tema en serio. En un mundo limitado por la disponibilidad de recursos naturales, el ambiente no puede seguir siendo la cenicienta de las políticas del Estado ni un lujo para las empresas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.