| 2/2/2001 12:00:00 AM

El crecimiento mundial de 2001

Los gurúes no prevén una caída dramática de las economías desarrolladas.

Si la locomotora se vara, el tren de la economía mundial puede entrar en problemas. Y la economía estadounidense, que en la década anterior fue la locomotora del crecimiento global, parece registrar síntomas de enfriamiento. ¿Qué tan graves son los síntomas? Significativos, pero no develan histeria recesiva.

La gráfica presenta la cambiante percepción del futuro de la economía de los países desarrollados según el consenso entre los 11 más reputados analistas económicos del mundo, que mes a mes construye la revista The Economist.



El PIB estadounidense creció alrededor del 5% en el año 2000, y los analistas preveían desde comienzos del año anterior un crecimiento menor para el año 2001. ¿Cuánto menor? Hasta octubre, las expectativas fueron de un aterrizaje muy suave: aún con fluctuaciones, la predicción era creciente.



En los últimos tres meses, que coinciden con la victoria presidencial de Bush, el consenso de economistas bajó la predicción del crecimiento para este año de 3,5% a 2,3%.



Esta percepción de desaceleración ha contagiado las predicciones de la comunidad europea que, después de permanecer estables en 3,1% para 2001, comenzaron a bajar a partir de octubre hasta el actual 2,9%.



Los gurúes internacionales, entonces, no son más estables en sus pronósticos de crecimiento que los colombianos, y también sufren oleadas de euforia y pesimismo. Pero, a pesar de todo, no están previendo una caída dramática ni una recesión sustancial de las economías desarrolladas. Para 2001, aunque menor al extraordinario crecimiento del año 2000, se prevé un crecimiento positivo del ingreso per cápita, superior al promedio de los últimos 30 años.



No tenemos ni podemos, pues, que importar de afuera la histeria recesiva que allá no comparten los mejores analistas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.