| 1/1/2000 12:00:00 AM

¿Detallitos fiscales?

La recomposición de gasto público que prevé el gobierno puede no ser la mejor elección.

Todo el mundo ha celebrado que Colombia se comprometiera con el Fondo Monetario a reducir el déficit fiscal a la mitad en el 2000 y a una cuarta parte en el 2002. Pero, ¿con qué combinación de gasto e impuestos lo logrará? y ¿cuál será la composición de gasto público resultante? El Staff Report del Fondo sobre el programa permite responder estas importantes preguntas (se puede consultar en internet en www.ímf.org/external/pubs/ft/scr/1999/-cr99149.pdf).

En términos per cápita y a pesos de 1999, el gasto anual del sector público consolidado, que fue de $1.143.000 en el período 1995-1998, alcanzará en el cuatrienio 1999-2002 los $1.194.000. Es decir, tendrá un crecimiento promedio real de 4,546. Por su parte, los impuestos per cápita promedio en tales cuatrienios serán de $663.000 y $695.000 respectivamente, con un crecimiento del 5%. En términos absolutos, al final del programa, en el año 2002, el gasto será 3,6% mayor al de 1998 y 26% más alto que el del primer año del gobierno Samper. Y las recaudos por impuestos serán 15% mayores que en el 98 y 23% más altos que en 1995. A pesar de toda la alharaca, el programa con el Fondo apenas si recortará el gasto per cápita

anual en $41.000 en el cuatrienio, al tiempo que aumentará casi $100.000 los impuestos por persona.

La gráfica revela que el programa genera también una enorme recomposición del gasto per cápita entre sectores. El gasto en pago de intereses crecerá 21% en el cuatrienio, el gasto no social decrecerá 746. El gasto social, por su parte, cae

rá 546, pues a pesar del enorme aumento del gasto de emergencia social y de la estabilidad del gasto en salud, el gasto en educación caerá 14%.

¿Será la mejor elección pública, en el nuevo siglo del conocimiento que apenas comienza, utilizar cada vez más recursos de

impuestos para pagar cada vez más deuda y cada vez menos para educar a los colombianos?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?