| 5/12/2006 12:00:00 AM

Dependemos de afuera

"2005 fue un año excelente para la economía colombiana y todavía vemos viento en sus velas en 2006", dice un informe del Banco Morgan Stanley. En las últimas semanas, seis entidades financieras internacionales hicieron comentarios más bien extensos sobre la economía colombiana. Y en general son buenos. Dos de ellas, Morgan Stanley y Bear Stearns, esperan un aumento en la calificación colombiana en los próximos meses, quizás después de que el Congreso apruebe las reformas tributaria y a las transferencias.

La mayoría ve impulso para mantener el crecimiento, un déficit fiscal controlado, inflación administrable, una buena probabilidad de que se implante una reforma tributaria, que se apruebe el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC) y que haya reelección de Uribe. Sin embargo, hay voces que discrepan.

En medio de este panorama de señales cruzadas, hay que recordar que la economía colombiana depende más de lo que algunos creen, de las fluctuaciones internacionales. Una prueba de ello (ver gráfica) es que el comportamiento de la devaluación nacional está muy ligado a los movimientos en la tasa de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años.

La conclusión es que si el panorama externo no ayuda, los éxitos colombianos pueden desaparecer, porque son muy endebles aún. La tarea hoy debe ser consolidarlos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?