| 11/17/1998 12:00:00 AM

¿Cuál libertad económica?

Colombia está cerca de Zimbabwe y China en materia de libertades económicas, según el informe "Economic Freedom of the World".

¿Se liberalizó la economía colombiana mucho y muy rápido en los noventa? No: la liberalización ha sido bastante menor que lo que nos gusta creer. El informe Economic Freedom of the World 1998-1999 confirma que estamos muy mal en esta materia.



Este análisis de 119 países cuantifica el progreso en las siete áreas más importantes de la libertad económica: la reducción del tamaño del Estado y el uso creciente del mercado, la estabilidad económica, la libertad financiera, comercial y cambiaria, y el respaldo de los derechos de propiedad.



Colombia ocupa el puesto 77 en el índice de libertad económica. En la década de los 90 descendió 12 puestos. Hoy está al nivel de Zimbabwe y la China y por debajo de casi todos los países de América Latina. Nuestra liberalización no fue más rápida que en el promedio del mundo. Fue dos veces más lenta que en el continente.



La gráfica compara la evolución en los noventa de Colombia y América Latina. La liberalización fue más rápida ­por lo tardía­ sólo en materia comercial y fue mucho más lenta en el campo monetario y financiero. La seguridad de los contratos y derechos de propiedad avanzó menos que en los otros países. La liberalidad cambiaria progresó en el continente pero no en Colombia. Por último, al tiempo que el tamaño del Estado, de los impuestos y de los controles de precios se redujeron en América Latina, en Colombia ocurrió lo contrario.



Colombia se ha quedado rezagada, con un Estado muy grande y un modelo antilibertario de intervención cambiaria. Antes que de Venezuela, deberíamos aprender de Centroamérica. El crecimiento y la paz dependen de la libertad y no de la insistencia en modelos estatales de acción que están desapareciendo del resto del mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?