| 4/23/1999 12:00:00 AM

Costos de las crisis financieras

Demorar su solución no ahorra recursos fiscales, pero sí genera enormes costos de crecimiento económico.

El estudio de las crisis financieras se ha convertido en un creciente ejercicio intelectual en Washington. Edward Frydl, investigador del Fondo Monetario Internacional (FMI), acaba de terminar una completa evaluación de la experiencia de l40 países que han registrado crisis financieras, y de las conexiones entre la duración de esas crisis financieras y sus costos para el fisco y para la economía.



Si se clasifican como crisis financieras aquellas situaciones cuando se presentaron corrida de depósitos, nacionalización de bancos, operaciones de rescate masivo o deterioro de activos por encima del 10%, se encontraron 149 episodios en los 80 y 90. La duración media de cada crisis financiera fue de 3,1 años, su costo fiscal fue en promedio de 12,6 puntos del PIB y redujo, en el caso típico, la tasa de crecimiento de la economía en 2,5 puntos.



La duración de la crisis, en los distintos países, se afecta por la dificultad de identificarla una vez ha comenzado, por la demora en tomar las decisiones una vez se ha identificado y por el tiempo que lleva contener una crisis una vez está en pleno desarrollo. Frydl encontró que la duración tiene una paradójica relación con los costos de su resolución, lo cual se ilustra en la gráfica. La duración de la crisis no ha tenido relación sistemática con los costos fiscales incurridos para enfrentarla. Pero sí con el menor crecimiento en que incurre la economía: cuanto más larga sea la crisis, mayor será la contracción del PIB. Cada año de prolongación de una crisis financiera está asociado con una caída del crecimiento de 0,7 puntos.



La experiencia internacional indica que, ante una crisis financiera en desarrollo, la rápida actuación pública no tiende a aumentar los costos fiscales pero sí a disminuir los costos para la economía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?