| 6/1/1994 12:00:00 AM

Cobrando Y gastando

DURANTE LOS últimos años el gobierno ha realizado un considerable esfuerzo para elevar sus ingresos tributarios. Subió la,, tarifas de renta y complementarios de 30% a 37.5°/ y del impuesto a las venta,, de 10% a 14% y amplié ambas bases impositivas Los resultados están a k vista. La tributación nacional pasó de 9.0% del Producto Interno Bruto en 1990 a 13.5% del PIB en 1993. En el caso de renta e incremento fue cercano a 2 puntos porcentuales de PIB y en el caso de venta, a 2 puntos y medio.

Pero al mismo tiempo que ha ocurrido un significativo incremento en k tributación nacional, también sucedió lo mismo por el lado del gasto. El gasto total del sector público como proporción del PIE pasó de 23.8% en 1990 27.6% en 1993. El renglón más explosivo de aumente en el gasto público ha sido el de los gastos de funcionamiento. Estos gastos, sin incluir intereses de la deuda, pasaron de constituir 7.6% del PIB en 1990 a 11.4% del PIB en 1993. Mientras tanto la inversión ha permanecido relativamente estancada y los resultados del aumento en el gasto público no se aprecian mayormente. Lo importante no es gastar más sino hacerlo eficientemente y de acuerdo con unas claras prioridades sociales.

En los próximos años se acentuarán las restricciones fiscales debido a las siguientes consideraciones: 1) La necesidad de incrementar sustancialmente la inversión pública en infraestructura (incluyendo sistema vial y generación de energía eléctrica) y en hidrocarburos. 2) Las presiones para seguir aumentando el no muy bien definido "gasto social". 3) La inflexibilidad para reducir el gasto de funcionamiento, una vez que ha sido aumentado. 4) Las crecientes transferencias de la nación a departamentos y municipios que superarán los ingresos por concepto de renta. 5) Las altas tarifas vigentes de renta y ventas que dejan poco campo de maniobra para elevar los recaudos por estos conceptos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?