| 8/22/2003 12:00:00 AM

Agricultura y negociaciones multilaterales

Aumenta la probabilidad de que el tema agrícola entre en la ronda Doha de negociaciones de la OMC.

Estados Unidos y Europa dieron un nuevo aire a la ronda Doha de negociaciones multilaterales de la Organización Mundial del Comercio (OMC). El 12 de agosto firmaron un acuerdo en el cual se comprometen a negociar sus mecanismos de protección al agro, lo cual puede convertirse en la pieza que finalmente destrabe el desarrollo de las negociaciones que continuarán en la cumbre de Cancún que tendrá lugar en pocas semanas. El documento establece una fórmula compleja para reducir las barreras comerciales de la agricultura, determinando la necesidad de llegar a unos niveles máximos de tarifas y, en algunos casos (que convienen a los países en desarrollo), cero aranceles.

La gráfica muestra el nivel de protección que reciben los productos agrícolas provenientes de los países de la OECD. En 2001, los subsidios de estos países al agro ascendieron a US$375.000 millones, 1,3% de su PIB. Por cada dólar aportado por la agricultura al PIB, la Unión Europea y Estados Unidos otorgaron a sus agricultores subsidios por US$0,95 y US$0,61, respectivamente. Con una protección de esos niveles, los países en desarrollo han enfrentado desde hace años un considerable detrimento en su competitividad en los productos agrícolas privilegiados con este dinero.

Ante esta coyuntura, la firma del acuerdo entre Estados Unidos y Europa representa un paso importante. Si bien no tardaron en llover las críticas de muchos países por considerarlo demasiado general, pues no define cantidades, cronogramas ni aplicaciones específicas de las deducciones, lo cierto es que demuestra una intención de ambas regiones por trabajar en el tema y que la agricultura forme parte del sistema multilateral de comercio con todas las de la ley.

Las implicaciones de esta determinación para Colombia son significativas. Frente al tema agrícola, el país tiene varios productos con excesiva protección arancelaria y otros competitivos en los mercados mundiales que no reciben igual tratamiento. De avanzar el tema en la OMC, el país tendrá que enfrentar la realidad de la inclusión de este sector bajo las reglas multilaterales de comercio. Así, se enfrentará con la necesidad de impulsar el sector hacia una nueva fase para tener éxito ante el desafío que este desarrollo implicaría para los colombianos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?