A seguir combatiendo la corrupción

| 6/27/2003 12:00:00 AM

A seguir combatiendo la corrupción

Un estudio del Banco Mundial muestra que el país todavía tiene un buen camino por recorrer en la lucha contra la corrupción.

En el Plan de Desarrollo, el gobierno estableció un compromiso claro con el incremento en la eficiencia y la transparencia de las instituciones del Estado. Hasta ahora, en cuanto a la eficiencia, la política de austeridad del presidente Uribe es el mejor ejemplo del compromiso del gobierno y uno de los pilares para la construcción de la confianza en el país. En términos de eficiencia, no obstante, los resultados aún no han sido contundentes. La corrupción continúa siendo un problema grave que el país tendrá que resolver, si quiere construir su futuro sobre bases sólidas.

La gráfica muestra el Indice del Control de Corrupción para diferentes países de América Latina. El índice, medido por el Banco Mundial dentro de su estudio de gobernabilidad, compara la percepción de la corrupción en un país, con el de los otros 199 países del análisis. En América Latina, Colombia ocupa el puesto 10 después de Brasil, México, Perú y Nicaragua. El país supera a Argentina, Bolivia y Venezuela, entre otros.

El promedio regional se ubica en el percentil 54,9% y Colombia solo llega al percentil 38,7% Esto indica que en el control de la corrupción, el país es superado por el 61,3% de los países del estudio. Chile y Costa Rica, por ejemplo, se ubican en los percentiles 90,7% y 79,4%, respectivamente.

Así pues, el indicador establece que Colombia todavía tiene un importante trabajo por delante para garantizar su transparencia. Aunque hemos mejorado comparativamente (en 1998 el país se ubicaba en el puesto 16 del ranking regional), la corrupción continúa siendo un problema serio. Según Transparencia por Colombia, el 97% de los colombianos considera la corrupción como uno de los cuatro problemas más graves del país.

Por ahora, el gobierno ha mostrado algunos avances en los procesos de meritocracia y en las normas que se han establecido para los procesos de contratación pública. Así mismo, el apoyo del gobierno a Transparencia por Colombia para medir el Indice de Integridad de las entidades públicas es un avance que permitirá establecer con mayor veracidad el efecto de los mecanismos desarrollados por el Estado. No obstante, se requieren resultados que generen una confianza en las instituciones sostenible en el tiempo. Solo así la dinámica que está adquiriendo la inversión y el optimismo frente a la situación del país podrán asegurarse en el largo plazo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.