| 2/1/1994 12:00:00 AM

A pesar de todo

A PESAR de la revaluación y de los bajos precios internacionales, las exportaciones no tradicionales están aumentando. Si se compara enero-septiembre de 1993 con igual período de 1992, su crecimiento fue de 13.5% en valor y de 5.7%, en toneladas métricas.

En ese período el banano, la principal exportación no tradicional, no obstante las cuotas de la Comunidad Económica Europea, aumentaba en 8.7%. El renglón de flores crecía en 13%, prendas de vestir en 23.7%, plásticos en 17% y azúcares y confitería en 32.2%. Mención aparte merecen las piedras preciosas (esmeraldas) con un crecimiento todavía no explicado de 162.7%.

Otros productos, sin embargo, parecen golpeados por los precios internacionales deprimidos: camarones, textiles, algodón, carne y productos petroquímicos.

El comportamiento favorable de los costos de producción inducido por la apertura se manifestó en un crecimiento anual de los precios al productor de apenas 13.2% al finalizar diciembre. Ello se compara con una devaluación de 8.8% anual en la misma fecha. Según las cuentas del Banco de la República, contabilizan también la inflación internacional y las cotizaciones del dólar y de otras monedas de países con los cuales comerciamos, la revaluación fue de solamente 3%.

Por otro lado, aunque los exportadores serán favorecidos con la reactivación de la economía norteamericana, hay una creciente preocupación con la situación económica venezolana. Estos dos mercados fueron los más dinámicos durante 1993.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?