Todos contra el terrorismo

| 6/8/2001 12:00:00 AM

Todos contra el terrorismo

A las 9 de la noche del jueves 17 de mayo, la explosión de una bomba en el Parque Lleras de Medellín dejó sin vida a 10 personas y más de 150 resultaron heridas. En una edición extraordinaria del diario El Colombiano, la agencia Avance y la empresa de seguros DeLima Marsh enviaron un mensaje claro: cuando colocan una bomba en cualquier lugar del país, no solo los heridos ni los muertos caen víctimas de las esquirlas y la detonación. Todos los demás colombianos quedan heridos. Las explosiones en Medellín o en el barrio Nicolás de Federman de Bogotá o la del hotel Torre de Cali afectan a los 40 millones de compatriotas que, a pesar de todo, siguen esperanzados en que más temprano que tarde 'cese la horrible noche'. El país está herido, pero no vencido.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.