| 4/13/1998 12:00:00 AM

Aló Comunicaciones

Pregunta: ¿Cómo aumentar la exposición de una empresa pequeña que enseña conversación en inglés y sólo cuenta con un presupuesto limitado?



Respuesta: hable con su perro.



El perro, el mejor amigo del hombre y que haría cualquier cosa por él, no se mueve cuando su dueño lo llama. La reacción del espectador es la misma que la del perro: "¿En qué idioma habla este sujeto?". El texto final resuelve la incógnita: "Si ni tu mejor amigo entiende tu inglés.". El espectador se une al clamor: "¡Por caridad, que alguien le ayude a este tipo con el inglés!".



McCann Erickson creó este anuncio, bello por su simplicidad. Sin efectos especiales, sin tomas exteriores, sin actores. Un perro, una voz y dos letreros al final.



McCann Erickson también hizo la compra de medios para la propaganda, en programas que llegan a personas que pueden necesitar aprender o mejorar su inglés. Dado el limitado presupuesto, el comercial ha sido presentado sólo una docena de veces. Pero según Carlos Santamaría, director de Aló Comunicaciones, los resultados se sienten. Los teléfonos comienzan a sonar tan pronto como el comercial termina.



Moraleja: no siempre se necesitan grandes presupuestos para comunicar buenas ideas. Incluso las pequeñas empresas pueden beneficiarse de una inversión en publicidad por televisión, si lo hacen bien.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?