| 11/21/2012 12:00:00 AM

A nivel local

A nivel local
En las administraciones municipales o distritales, la actividad de chatarrización de vehículos de transporte público está menos regulada. Las alcaldías tienen la libertad de contratar con las empresas que puedan prestar el servicio.

En Bogotá se encuentra la empresa Sidenal, una unión temporal de la que hace parte Gerdau-Diaco. Un componente de la unión se encarga de destrozar y desintegrar los carros con mecanismos rudimentarios, como una retroexcavadora que deja caer sobre el vehículo a desintegrar un gran bloque de hierro. Luego la materia que puede ser utilizada en proceso de reciclaje metalúrgico es recolectada por la empresa brasilera.

En otros municipios más pequeños se repite el mismo sistema, ya que en Colombia no se cuenta con una empresa que haga fundición de metal. En Cali, Diaco también enfrentó una demanda por cerrar la Empresa Siderúrgica del Pacífico (Sidelpa).

En otras ciudades, en las que se habla de renovación del parque automotor por la implementación de sistemas masivos e integrados de transporte, no hay claridad en cuanto a quién se encargará de la chatarrización. Posiblemente Gerdau-Diaco estará presente para prestar ayuda.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.