| 7/24/2013 12:00:00 AM

“Mi casa la compré con un préstamo”

“Mi casa la compré con un préstamo”
Su casa en la Hacienda San Simón es motivo de orgullo para él. Su valor ($2.600 millones) no le parece deslumbrante y no cree que un bien así, a diferencia de lo que dicen sus críticos, no guarde proporción con sus ingresos como procurador delegado (única actividad productiva que desempeña).

D— Ahora que el despacho del Procurador evalúa una investigación en su contra, es necesario preguntarle por el origen de sus bienes; en especial de su casa, el más preciado de ellos.

Rafael Guzmán: en mi patrimonio no hay nada oculto. La casa, que siempre ha estado a mi nombre, la compré gracias a un crédito del Fondo Nacional del Ahorro que ha manejado mis cesantías.

D— ¿De cuánto fue el crédito y cuales las condiciones para pagarlo?

Me gusta ser preciso y, como estoy en el exterior no tengo los documentos a la mano (al momento del cierre de esta edición Guzmán disfrutaba de vacaciones y fue contactado telefónicamente). Pero de esa deuda me quedan por pagar un poco más de $500 millones.

D— Los denunciantes que han acudido a la Procuraduría dicen que tienen pruebas incontestables de que usted ha ofrecido mover influencias para revocar la destitución del alcalde de Ibagué…?

No me extraña que lo digan. Entre ellos hay expertos en hacer montajes con grabaciones y cosas por el estilo. El señor Espinosa tiene fama de casar pelea con aquellos tolimenses que alcanzan posiciones destacadas y no le hacen favores.

D— Pero Espinosa dice que él y su esposa, que fue testigo, tienen como probar que usted le ofreció a él un alto cargo en la Procuraduría si le consignaba $4 millones mensualmente. Que incluso les exigió dinero por adelantado y les prometió ayudarles a tramitar un crédito con la cooperativa de la Procuraduría…?

La verdad es muy otra. Él no me perdona mi franqueza: fue a rogarme por un puesto cuando el señor Procurador me nombró delegado y tuve que decirle que yo no soy nominador y que creo que a la función pública se debe acceder por méritos. Bienvenida la investigación, no tengo nada que ocultar.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.