| 3/20/2013 12:00:00 AM

¿Iliquidez de mentiras?

¿Iliquidez de mentiras?
Menos de dos meses antes de que la Superintendencia Financiera suspendiera las operaciones de su firma por captación ilegal, David Wigoda se presentó ante la Notaría 30 de Bogotá para liquidar su sociedad conyugal con Marcela Jaramillo, según consta en la escritura 2453 del 26 de agosto de 2011.

Allí le cedió a su esposa sus activos más preciados, entre ellos el Fideicomiso Urbanización La Pradera, tres vehículos y cerca de $1.000 millones en efectivo. También se comprometió con una cuota de alimentos.

Él se quedó únicamente con la participación en sociedades que, como consecuencia de la crisis de Factor Group, no tienen mayor valor. Sus acreedores creen que se trata de una maniobra para declararse insolvente.

Mientras tanto, los bienes muebles de Factor Group fueron vendidos en un poco más de $100 millones a la sociedad Inverlamo S.A.S., donde como única dueña figura Dora Pereira, su secretaria personal.

Inverlamo los vendió a su vez a Aeropuertos de Oriente, pero esta vez por $500 millones. Como la firma de la señora Pereira no tiene requerimiento alguno, quizá ese dinero nunca pueda ser intervenido para pagarles a los acreedores de Wigoda.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.