| 10/30/2013 12:00:00 AM

En casa de herrero…

En casa de herrero…
El viejo aforismo según el cual “el ejemplo comienza por casa” no parece cumplirse en el caso de los órganos de control. Sus procesos informativos son opacos y sus manejos contractuales y de control interno no lucen con la transparencia que ellos mismos les exigen a sus vigilados. El mejor librado de todos en esta medición es la propia Procuraduría, aunque en un discreto lugar 70 y registra un porcentaje de apenas 62,37%, con lo cual pasa raspando. Los demás se rajan. Estos son sus resultados:

– La Contraloría General de la República ocupa el puesto 1.553 entre 9.041 entidades, con un porcentaje de 36,85%.
– La Fiscalía está en el puesto 1.619, con 34,47%.
– La Auditoría General, encargada de vigilar a todos los contralores del país, está en el puesto 1.984, con 31,79%.
– Aunque no se trata de un órgano de control, la Contaduría General de la República es la encargada de llevar las cuentas de la Nación y es una entidad obligada, como pocas, a llevar todos sus procesos en orden. En esta ocasión está en el lugar 113, con 58,10%. 
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.