| 9/4/2013 12:00:00 AM

El yate de Tomás

El Gaia es una nave de bandera registrada en Panamá con patente de navegación expedida para yate de placer.

El yate de Tomás
La renovación frecuente de la licencia de importación que le permite operar largas temporadas en aguas colombianas es tramitada por empleados de su propietario, el ciudadano colombo-español Juan Luis Ruano, suegro de Tomás Jaramillo.

En épocas de vacaciones se le encuentra atracado en un muelle cercano a La Concepción, una casona del sur de Santa Marta que se hizo famosa desde la época en que perteneció al cacique liberal Pedro Castro Monsalvo. Castro, suego de Monsalvo, la dejó como herencia a su hija.

La Capitanía de Puerto de Cartagena confirmó que la licencia de importación temporal está a nombre de Juan Guillermo Araujo Quintero. Quienes lo conocen dicen que este hombre es administrador de la sociedad  Inversiones Jaramillo Botero S.A.

La licencia por seis meses ha venido siendo renovada periódicamente y le ha dado al Gaia puerta franca en los puertos colombianos. Su tripulación cambia con frecuencia. Algunas veces su comandante es Eduardo Contreras Pérez y en otras Gabriel Caicedo.

“No hay nada de malo en que Tomás y su familia disfruten ocasionalmente del yate de su suegro. Eso no lo convierte en un delincuente y no es necesario que él tenga que andar en una chalupa para demostrar pobreza”, respondió su padre, Rodrigo Jaramillo, expresidente de InterBolsa, cuando Dinero le preguntó sobre la relación de su familia con el yate.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.