| 8/29/2012 12:00:00 AM

Auditor, ¿sin alternativas?

Auditor, ¿sin alternativas?
El auditor Jaime Raúl Ardila, recién llegado al cargo, se encontró con un hecho cumplido. El organismo a su cargo tiene un piso completo en la sede tradicional de la Contraloría y, al producirse el trasteo de esta, sus oficinas podrían quedar en el aire y la entidad a su cargo no tendría como pagar el mantenimiento y el servicio de vigilancia. Por esa razón, Ardila le escribió cartas al entonces ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, y a Planeación Nacional pidiéndoles que le ayudaran a sortear la situación.

El Ministro le respondió que la única solución era que él aceptara trastearse con la Contraloría. Él espera respuesta a una consulta enviada al Procurador sobre si debe declararse impedido para tomar una decisión final.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.