| 10/2/2009 12:00:00 AM

Un nuevo entorno

En Cali se discutirán los retos que la crisis financiera impone a las compañías del país. Se abordarán además las apuestas que deben hacer quienes deseen salir beneficiados de la coyuntura actual.

Uno de los grandes retos que enfrentan las organizaciones privadas y públicas, empresarios, hacedores de política e investigadores es entender el nuevo entorno económico global e implementar propuestas para sobreponer las dificultades. La actual crisis financiera, la crisis en los esquemas de regulación y autorregulación, las nuevas corrientes de proteccionismo, entre otros fenómenos, serán la materia de estudio del simposio Análisis y propuestas creativas ante los retos del nuevo entorno empresarial, que tendrá lugar los próximos 15 y 16 de octubre en la Universidad Icesi, en Cali.

Con motivo de la celebración de los 30 años de la Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas de esta universidad, y de los 25 años de su revista académica Estudios Gerenciales, se darán cita en Icesi expertos nacionales e internacionales para debatir, desde sus diferentes áreas del conocimiento, cuáles son los retos del nuevo entorno empresarial, cómo se debe analizar este entorno y cuáles son las propuestas para afrontarlo. Dinero contactó a algunos de ellos para conocer las principales ideas que expondrán en este evento.

Las reflexiones sobre la crisis económica internacional en un mundo en transformación correrán por cuenta de André Martins Biancarelli, de la Universidad Provincial de Campinas, en Brasil. Para ello, el experto centrará la atención en cinco dimensiones del actual contexto económico: la financiación del sector inmobiliario de Estados Unidos; la difusión de la crisis hipotecaria al resto del sector financiero; la dimensión global de esta crisis, en comparación con otras debacles financieras previas; los cuestionamientos de las relaciones económicas de las principales economías mundiales y las relaciones entre Estado y mercado.

Así, Biancarelli abordará los cambios en el contexto internacional previos a 2007, momento en el que "hubo una dinámica muy favorable al crecimiento de los países en desarrollo por los impulsos de la economía global, que se originaban en el mercado de Estados Unidos que de cierta manera impulsaba a otras economías alrededor del mundo", afirma. El académico agrega que la presente es una crisis del capitalismo desregulado. "La idea de que los mercados y el sector privado por su propia suerte conducen al mejor resultado social está cuestionada por esta crisis. Hemos visto que la libre competencia, principalmente en los mercados financieros, lleva a un riesgo descontrolado y desconocido", dice.

Otra de las voces que se pronunciará en Cali será la de José Pla Barber, de la Universidad de Valencia, España, quien tratará el tema de las contingencias organizativas y respuestas estratégicas frente a una crisis. A partir de una aplicación empírica en los sectores manufactureros tradicionales, el experto analiza las respuestas estratégicas de las pequeñas y medianas empresas manufactureras frente a una crisis. Para ello, en una muestra de 152 empresas pertenecientes al sector textil-confección, estudia la influencia de las características de los directivos, el tipo de actividad y los resultados basados sobre la orientación estratégica. Adicionalmente, de forma exploratoria, analiza la evolución del performance asociada a cada orientación.

Los resultados que presentará Pla identifican tres grupos de empresas: rígidas, defensivas y ofensivas. "Las empresas rígidas mantienen una actitud de no repuesta, asociada básicamente a su carácter familiar y a unos resultados pasados positivos; las empresas defensivas pertenecen a subsectores auxiliares del sector principal del cluster; y las empresas ofensivas pertenecen al subsector principal y muestran una actitud más optimista sobre la situación", explica el profesor. Respecto al performance, el experto mostrará que su estudio señala cómo la no-acción supone una evolución futura más negativa.

Por su parte, Jaime Alonso Gómez, del Instituto Tecnológico de Monterrey (Esade), expondrá la preparación de las organizaciones para la reactivación económica. En su opinión, las empresas deben buscar respuestas proactivas ante la crisis global y para ello presentará experiencias exitosas de empresas que están creando riqueza sustentable.

Según Gómez, los participantes van a salir con cinco ideas claras de cómo hacer crecer sus negocios en tiempos de turbulencia:

1  Hacer un joint venture con una compañía extranjera. "Un joint venture capitaliza, da know how en administración, incrementa la productividad, comparte los canales de distribución y clientes e incrementa el ingreso y las ventas".

Aprovechar las oportunidades que se abren con los nuevos estilos de vida. "En los próximos años nos vamos a jubilar 100 millones de personas en América Latina. Buscaremos cosas diferentes, no muy lujosas pero diferentes y esto es una oportunidad increíble en salud, ocio, esparcimiento y en life long learning, el tipo de cosas que hacen personas como Nicanor Restrepo, quien decidió estudiar un doctorado a una edad no-convencional.

Sacar provecho a los tratados comerciales.

Repensar el diseño en moda. "Imagínate el corredor Medellín-Milán-Tailandia-Roma-París-Nueva York. Se producen aquí, se refinan en Europa y se venden en Estados Unidos".

Los servicios familiares. "Cuando se sucede al abuelo, es tiempo de fortalecer la mentalidad de empresa en factores como la conectividad tecnológica. Cada vez los productos y servicios se vuelven commodities, lo que asegura el futuro es la capacidad de diseño de experiencias de compra y consumo".

Gómez esbozará las apuestas estratégicas que deberían emprender los países latinoamericanos; ideas que sería deseable capitalicen los asistentes al simposio de Cali: invertir es bueno, pero invertir e innovar es fundamental; bajar costos es bueno, pero agregar valor y diferenciarse de la competencia es esencial; crear empleo es bueno, pero crear riqueza sustentable es requerido para que una sociedad sea sostenible; y hecho en Colombia es bueno, pero diseñado en Cali, manufacturado en Filipinas y comercializado en todo el mundo es mejor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?