| 4/12/2012 1:00:00 PM

Secretos del 'Miami connection’

Cuando culmine la Cumbre de las Américas, el Alcalde de Cartagena decidirá la suerte de funcionarios relacionados con una reunión secreta en Miami entre fichas del carrusel de la contratación.

La expectativa generada por los resultados de la Cumbre de las Américas en Cartagena no ha logrado sofocar el escándalo que estalló en la ciudad después de que Dinero reveló pormenores de una reunión del gerente de Corvivienda con fichas del “carrusel de la contratación” en Miami. Al calor de la controversia se han conocido nuevos detalles sobre el affaire que tiene preocupado al alcalde Campo Elías Terán Dix.

Depuración en camino

Amaury Julio, gerente de Corvivienda, admitió ante su jefe, el alcalde de Cartagena, Campo Elías Terán, que se reunió al menos una vez en Miami con los negociantes colombianos Luis Cárdenas Gerlein y Saúl Campanella, dos personajes considerados hasta ahora fichas clave del carrusel de la contratación en Bogotá. Sin embargo, sus explicaciones sobre los temas tratados durante el almuerzo del 7 de marzo en un exclusivo restaurante de Coral Gables al parecer no resultaron satisfactorias para el mandatario, que no descarta que el funcionario haya abierto compuertas allí para impulsar negocios non sanctos en materia de contratación. Por eso, el Alcalde esperará la culminación de la Cumbre de las Américas para iniciar una investigación y, si es del caso, la depuración que ponga a salvo a su gobierno del fantasma del tráfico de influencias.

Cacería de brujas

En contravía con la preocupación de fondo del alcalde, el ingeniero Dionisio Barrios –también asistente a la reunión en Coral Gables–, veedores y periodistas han desatado una cacería de brujas para identificar a las fuentes que le dieron a Dinero detalles del encuentro en Miami. Barrios acusó desde las páginas del periódico El Universal al arquitecto Haroldo Payares, alguien que cayó en desgracia después del colapso que sufrieron algunos proyectos que le confiaron gobiernos anteriores. Lo interesante del caso es que, aunque Payares aclaró que no tiene nada que ver con el tema, se declaró dispuesto a colaborar en el destape de varias irregularidades que comprometen la estabilidad de Corvivienda y que serán materia de un próximo debate promovido en el Congreso por la senadora Daira Galvis.

Nuevos nombres

El gerente de Corvivienda ha negado que, tras regresar de Miami, visitara a algunos empresarios cartageneros para pedirles que le ayudaran a convencer a la parlamentaria Galvis para que no hiciera el debate. “No le temo al debate porque este se va a referir a la gestión de administraciones anteriores a las del alcalde Terán”, le dijo Julio a Dinero. Sin embargo, empresarios que han hablado con él en privado aseguran que el funcionario quiere mantener a toda costa en sus cargos a Sohara Restrepo y a Rafael Ramírez, asistente jurídica y jefe de control interno del organismo, quienes vienen de gobiernos anteriores. En la reunión con Cárdenas y Campanella en Miami, Julio se habría referido a ellos como a “verdaderos magos” para gestionar subsidios y estructurar convenios para la construcción de viviendas de interés social. Julio habría prometido llevarlos a ambos a una nueva reunión a Miami.

Un gremio fiscalizador

Mientras Julio se encontraba en Miami, la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), capítulo Bolívar, radicó en su oficina un derecho de petición que contiene preguntas puntuales sobre al menos quince aspectos críticos en la administración de Corvivienda. La respuesta aún no se ha producido, pese a que ya venció el término legal. El gremio pregunta, entre otras cosas, sobre el movimiento de millonarios recursos en cuestionados proyectos como la construcción de viviendas para desplazados en la urbanización Flor de Campo y en otros terrenos donde no hay claridad sobre saneamiento de títulos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?