| 8/21/2013 6:00:00 PM

La réplica de Leyla

Leyla Rojas, exdirectora de Sustentabilidad de la firma CCX de Eike Batista en Colombia, defiende sus actuaciones como ejecutiva del grupo y asegura que no tuvo relación alguna con contratos que causaran desangre financiero a la compañía.

El 19 marzo último, Alexandre Wagner, uno de los ejecutivos de confianza del magnate brasilero Eike Batista, instruyó al gerente general de Auditoría Interna, Alexandre Pimentel, para que investigara posibles irregularidades en los procesos de contratación registradas durante 2011 y parte de 2012 en la Dirección de Sustentabilidad de CCX, la compañía carbonífera del conglomerado empresarial en Colombia.

Wagner y Pimentel estuvieron de acuerdo en que, debido a la sensibilidad del tema y para preservar la confidencialidad necesaria, la información acopiada durante la investigación sería canalizada a través del correo denominado canaldenuncia@ebx.com.br, al que tenían acceso solo un puñado de directivos de primer nivel del grupo Batista.

Entre los contratos cuestionados en la información que ha fluido a través del correo confidencial figura uno suscrito con la firma Melia para asesoría en licenciamiento y que le costó a la empresa carbonífera US$1,4 millones. El dinero fue girado a cuentas de Panamá y, según la información recaudada por Wagner y Pimentel, no existe soporte alguno sobre su ejecución. También se cernían dudas sobre negocios similares con Ingetec, CRA Colombia y CRA Canadá y Control Ambiental Consulting.

A las oficinas de Rio de Janeiro llegó una alerta enviada por funcionarios de CCX sobre un proyecto para contratar un helicóptero en el que un alto funcionario del gobierno colombiano y su familia serían llevados un fin de semana a la Sierra Nevada de Santa Marta. Se trataba de un proyecto de la misma Dirección que, a juicio de los funcionarios que enviaron la alerta, generaba un riesgo para la reputación de la empresa.

Igualmente, el entonces presidente de la compañía en Colombia, Leonardo Moretzsohn, recibió una denuncia del abogado Alejandro Arias, asesor de las comunidades indígenas asentadas en el área de influencia de CCX, que acusaba a la Dirección de Sustentabilidad de tomar partido a favor de un candidato a la gobernación de La Guajira y de incorporar a la nómina de la multinacional a personas afectas a esa causa electoral.

Reporteros de Dinero tuvieron acceso a información confidencial que hacen parte de la investigación del auditor que aún no concluye y encontraron que algunos de los contratos que generaban dudas habían sido tramitados y ejecutados  durante la época en que la Dirección de Sustentabilidad estaba a cargo de la exviceministra colombiana Leyla Rojas. Ella no firmó ninguno de los contratos, ya que las normas corporativas solo facultan para ello al representante legal de la compañía, pero dirigía el área que los requería y tenía entre sus responsabilidades formular las políticas para su ejecución y velar por su cabal cumplimiento.

La revista buscó de inmediato a la señora Rojas. La llamó a su oficina, a sus dos teléfonos celulares y le escribió a su correo, pero no hubo respuesta. Funcionarios de CCX explicaron que ella se encontraba en el exterior pero que, por política de la compañía, cualquier tipo de dudas sobre la empresa o sobre las actuaciones de sus ejecutivos sería respondida por el representante legal de CCX, Carlos Mantilla, quien finalmente accedió a responder un cuestionario.

Parte de esta información, incluida la respuesta de CCX,  fue publicada en el artículo de portada de la edición 425, titulado Los pecados de Eike. Días después de la publicación, Leyla Rojas envió a la revista una carta de 26 páginas en la que niega cualquier nexo con los hechos descritos y exige una rectificación. Para garantizar su derecho a defender su gestión y aclarar actuaciones  y el que tienen los lectores de conocer su versión de primera mano, Dinero publica los principales apartes de la carta:

“No firmé contratos”

“En el informe de auditoría de 2011 no se hace ninguna manifestación sobre contratos suscritos por mí que hayan tenidos ‘irregularidades en su cumplimiento. La Directora de Sostenibilidad de MPX no suscribió ninguno de los contratos en los que la revista pretende explicar esta afirmación (…). De hecho no tiene la competencia legal para suscribir contratos, de manera que la afirmación es falsa bajo cualquier perspectiva y las conclusiones que de ella se derivan son erróneas”.

Sobre los giros a Panamá

“No solicité, suscribí, administré o supervisé ningún contrato con la Sociedad Meliá (sic), ni giré o autoricé pagos a ninguna cuenta de Panamá para tal fin. De todas maneras, si un contrato entre particulares pacta una forma de pago, incluidos giros al exterior, se han observado los procedimientos internos de autorización por la matriz y las leyes correspondientes, por ende no hay lugar para afirmar que fue ‘irregular’”.

“El señor Alexandre Wagner era el encargado del área de auditoría de EBX en el año 2011, quien se enfocó en señalar áreas de mejoramiento de la compañía e hizo requerimientos de soportes que fueron completados. En ningún momento el informe de auditoría de 2011 suscrito por el señor Alexandre Wagner habla de “serios desangres financieros en otras áreas de contratación”, ni hay ningún documento conocido por la empresa en el que el señor Alexandre Wagner manifieste semejante afirmación”.

Sobre los Contratos con CRA


“Es inadmisible que un periodista y un medio especializados en periodismo económico incurran en la ligereza de afirmar que dos contratos con 30 meses de diferencia son los mismos y se pagaron doblemente, cuando sus objetos y productos entregables son claramente diferentes”.

Contratos con Consulting

“El informe de auditoría del año 2011 no dice ni sugiere que haya irregularidades en la ejecución del contrato de operación con Control Ambiental Consulting ni que esta empresa “esté prácticamente sostenida” con recursos de CCX, o que se pagaran “varios millones de dólares” por costos de operación. Todos los pagos por costos operativos a Control Ambiental, se realizaron conforme a lo definido contractualmente, debidamente soportados, justificados y aprobados por los niveles competentes como lo exigen las políticas del Grupo EBX .

“Tampoco es cierto que CCX dotara de bicicletas y “carros último modelo” a Control Ambiental Consulting”.

Sobre la campaña política

“Alejandro Arias no es funcionario de CCX, no es una fuente idónea por su conocimiento para decir lo que afirma la revista que le dijo al señor Moretzsohn, quien por otra parte nunca alertó sobre esa denuncia, pues es falso que la empresa haya promovido alguna campaña política o haya contratado con “mano amplia” a personas afectas a algún candidato a la gobernación de La Guajira, que ni siquiera menciona. Las personas vinculadas a la empresa fueron seleccionadas o contratadas por el área de recursos humanos, surtiendo todos los procesos de selección definidos por el Grupo EBX que buscan siempre seleccionar y contratar personas idóneas y preparadas técnicamente”.

El helicóptero

“La compañía no contrató ningún helicóptero para tal fin (el viaje de un alto funcionario del Gobierno y su familia a la Sierra Nevada). Se plantearon internamente opciones para realizar la visita técnica del Ministerio de Minas a toda el área de influencia del proyecto minero integrado de CCX: Minas, puerto y Ferrocarril. Luego de ser analizado en un Comité Directivo realizado en Brasil con presencia física mía y de los demás Directores, tomamos conjuntamente la decisión de no realizar dicha actividad”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?