| 10/13/2011 2:00:00 PM

La confesión de Tapia

En un video obtenido por Dinero, Emilio Tapia, uno de los zares de la contratación en Bogotá, acepta que él es el verdadero dueño de Geos, empresa clave del carrusel.

Con una apariencia que dista mucho de la de aquel joven que hace diez años se ganaba la vida como vendedor de electrodomésticos en su natal Sahagún, Córdoba, el empresario Emilio Tapia, considerado uno de los ‘zares’ de la contratación pública en Bogotá, llegó a mediados de septiembre pasado con una oferta atractiva para la Fiscalía. Vea el video.

De punta en blanco y finas maneras, ofreció contar buena parte de la historia todavía inédita del llamado carrusel de la contratación a cambio de beneficios judiciales. Pero puso una condición: no delataría a nadie. Tapia dijo que describiría en detalle su participación en negocios que hoy tienen en prisión al alcalde Samuel Moreno y a su hermano, el senador Iván Moreno, pero sin involucrar a terceros.

Mientras la justicia evalúa su oferta, Tapia se ha negado a soltar prenda. Los investigadores creen que una de las claves de su confesión se relacionará con el papel que la empresa Geos Construcciones, matriz de un circuito de pequeñas compañías con filial en Miami, jugó dentro del movimiento de las comisiones que habrían sido pagadas en contratos tan controversiales como la construcción de la troncal de Transmilenio en la calle 26 de Bogotá.

Tapia se ha negado hasta hoy a aceptar que tenga intereses allí. En su primera declaración sobre el tema, en mayo de 2010, le aseguró a Dinero que su única relación con Geos consistía en haberles hecho los contactos a coterráneos suyos para que le compraran la empresa al contratista Julio Gómez. Después les dio una “asesoría a distancia”. “Pero no soy el dueño”, insistió a pie juntilla.

Sin embargo, esta Revista obtuvo un video en el que Tapia asiste a una reunión con empleados de la compañía en Bogotá a los que felicita por sus buenos resultados. En uno de los apartes de su discurso de ocasión, les dice a sus colaboradores que él los considera mucho más que simples empleados y que aunque si bien no puede acercarse mucho a las oficinas de Geos, siempre está al tanto de los resultados.

El video
, uno de los secretos mejor guardados hasta hoy, registra una reunión realizada en la Navidad de 2009 y promete convertirse en una pieza clave de la investigación, pues podría significar el desplome de la estantería de mentiras sobre las cuales se han edificado la existencia y las actividades del círculo empresarial de Tapia, amigo cercano del senador Iván Moreno.

Las fuentes consultadas por Dinero coinciden en que el video tiene un valor documental igual o de mayor importancia que el de las memorias de una reunión celebrada en junio de 2010 en Miami. En ella, un grupo de contratistas del Distrito, con Tapia a la cabeza, definen un acuerdo sobre participaciones y firman un pacto de confidencialidad sobre los hechos que hoy tienen en detención preventiva a los hermanos Moreno Rojas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?