| 5/17/2013 3:55:00 PM

Huellas de lavado

Tras el debate del congresista Simón Gaviria, se fortalece la tesis según la cual el lavado de activos ha sido uno de los factores de la crisis del mercado de valores. El primer ventilador será prendido en Miami.

En un apartamento de Stillweater Court, en Weston, destinado a los testigos de la DEA, el colombiano Jorge Mauricio Herrera Bernal recibió a finales de abril una citación de la Corte Distrital de la Florida para que preste su declaración dentro de un caso de lavado de activos que involucra a 16 corredores de bolsa de Bogotá.

El testigo se encontrará en breve en ese tribunal norteamericano con el primer detenido dentro del caso, el experto financista Carlos Leyton Sinisterra, exrepresentante legal de la sociedad Agronegocios y exgerente comercial de la comisionista de Proyectar Valores, ambas firmas intervenidas por la Superintendencia Financiera por captación ilegal y por defraudar la confianza del mercado.

Herrera y Leyton, cuya extradición a Estados Unidos ya fue autorizada por el gobierno de Colombia, tienen algo en común: su relación con el narcotraficante Daniel ‘El Loco’ Barrera. Herrera fue el piloto personal del capo. Leyton, según el dossier presentado en su contra, lavó dinero para Barrera a través de un complejo esquema de manejo de fondos que recibían en cuentas nacionales recursos de inversionistas extranjeros.

En diciembre del año pasado, cuando Dinero reveló que el lavado de activos sería materia de investigación dentro de la crisis del mercado de valores, agravada por el desplome de la comisionista InterBolsa, muchos se resistieron a contemplar siquiera esa posibilidad. El primero en rechazarla de plano y públicamente fue Rodrigo Jaramillo, entonces presidente de la entidad bursátil.

El miércoles 8 de mayo, durante un documentado debate en la Cámara de Representantes, el congresista Simón Gaviria no solo confirmó las evidencias de lavado, sino que reveló cómo agentes encubiertos de Estados Unidos, que simularon la condición de emisarios de la mafia, se reunieron en un hotel del norte de Bogotá con brokers colombianos que aceptaron sin reservas trabajar para ellos.

Desde diciembre, cuando fue consultado por la Revista, Herrera Bernal se ha mostrado dispuesto a colaborar en las investigaciones siempre y cuando se desplegaran en Estados Unidos. El piloto salió del país en mayo de 2012 por temor a que los hombres de Barrera, que lo acusaban de haber inventado un accidente en su avioneta para quedarse con un cargamento de droga, tomaran represalias en su contra.

El piloto se separó de su esposa Diana Yanira Velasco, perteneciente a una familia de caballistas y médicos esteticistas, y se fue a Estados Unidos con una amplia oferta de información a la DEA. Su declaración en este caso podría ser sustancial, especialmente porque él mismo ha dicho que está en capacidad de identificar a corredores que le ayudaban a ‘bajar’ dinero a su jefe mediante operaciones de transferencias que se iniciaban en Panamá.

La extradición de Leyton ha sido diferida por solicitud de Gaviria, quien insiste en que las autoridades colombianas, según él rezagadas en las investigaciones, deben obtener de aquel toda la información posible antes de entregarlo a la jurisdicción de Estados Unidos. Fuentes de la Fiscalía dijeron, sin embargo, que esa información está garantizada por gracia de la cooperación judicial entre los dos países.

Adicionalmente, se da como un hecho la colaboración de Fanny Esperanza Gil, también operadora del mercado de valores, persona de confianza de Leyton y capturada a su lado.

SIN INHIBICIONES

Las actuaciones de la Corte del Distrito Sur de la Florida no inhibirán, en absoluto, las pesquisas de las autoridades colombianas en el frente del lavado de activos en el sector bursátil. De tiempo atrás, expertos de la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf) han venido asesorando técnicamente al grupo de 12 fiscales destinados al proceso de InterBolsa.

La asesoría ha versado sobre las tipologías de lavado en el sector. Son 23 de las 140 identificadas hasta ahora en el mercado de valores. Un documento de la Uiaf precisa que tales modalidades fueron identificadas en algunos casos directamente por ese organismo y, en otros, en coordinación con la Dian, la Policía Nacional y Almacenes General de Depósito, entre otras entidades públicas y privadas.

Leyton y Gil son por ahora los únicos comisionistas identificados por sus nombres. Hay otros catorce cuya identidad se mantiene en reserva mientras la justicia de Estados Unidos sustenta sus requerimientos.

Lo que sí es seguro es que el lavado podría tener tanto peso dentro de los procesos como los delitos ligados a la captación ilegal, único cargo que los directivos de Proyectar e InterBolsa pensaban rebatir. Es cierto que las sospechas recaen sobre corredores en particular y no sobre firmas comisionistas, pero también lo es que resultaría muy difícil que altos ejecutivos no se hubieran percatado del ingreso de grandes masas de dinero cuyo origen no estaba claro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?