| 3/9/2014 10:23:00 AM

Alianza contra el robo

Empresarios y policías se unen en un proyecto para doblarle el espinazo al hurto, la modalidad de fraude que en 2013 le generó pérdidas por $7,3 billones al sector real.

Ejecutivos de 699 empresas –incluidas 116 multinacionales– desafían el aforismo según el cual la seguridad vale más que la policía. Por eso acuden a diario a los cuarteles de la fuerza pública en busca de desarrollar destrezas para combatir a un depredador que en 2013 arrebató de sus arcas $7,35 billones, cifra comparable a la mitad de las utilidades anuales de Ecopetrol.

Ese depredador es el hurto, una modalidad de fraude que, según un estudio de la firma auditora KPMG, genera pérdidas al sector real por más de US$3.600 millones. Y no acecha desde afuera, sino dentro de las estructuras de las empresas, conocen bien sus dispositivos de seguridad y están en condiciones de vulnerarlos.

Sus presas favoritas están en los sectores de las telecomunicaciones, los combustibles y el transporte público, a los que despoja cada año de 4% de sus ventas. Las cadenas de retail lo ven merodear a diario y están en dificultades para evitar que les robe en cada vigencia bienes por US$150 millones. Lo más inquietante para unos y otros es que en siete de cada diez casos estén involucrados empleados de las propias compañías.

Gerentes de las empresas y oficiales de la Policía se cansaron de que los ataques del depredador fueran registrados a diario en los noticieros de la televisión y de que las cámaras de vigilancia, testigos pasivos de lo ocurrido, solo sirvieran para recoger escenas que aumentan la sensación de inseguridad colectiva. Por eso hicieron causa común para frenar al agresor y evitar que las nóminas de las empresas sigan siendo su caldo de cultivo.

El general Jorge Hernando Nieto, director de Seguridad Ciudadana de la Policía, explica que la nueva estrategia definida de común acuerdo con los empresarios incluye un portafolio gratuito de servicios de capacitación en áreas sensibles: estudios de seguridad para la selección de personal, aplicación de tácticas para la prevención del delito, creación de redes de comunicaciones para generar alertas en tiempo real sobre posibles siniestros, técnicas de protección de activos e inteligencia.

A favor de la inversión

“El programa Unidos contra el Hurto ya está produciendo beneficios. El clima de seguridad ha comenzado a variar favorablemente, aunque su verdadero impacto se podrá medir a la luz de indicadores concretos como el aumento de la inversión extranjera directa en el país”, dice el oficial. Las empresas nacionales podrán calibrar en breve su importancia, cuando se conozcan las nuevas estadísticas criminales y encuentren que el hurto decrece, como en el pasado reciente ocurrió con el secuestro.

El reto asumido por los cazadores del depredador no es menor. El hurto ha ido creciendo exponencialmente y, de 15.364 casos denunciados por el sector comercio en 2011, el número de episodios subió a 21.892 en 2013, de acuerdo con un informe preparado por el Observatorio del Delito de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin).

La represión del fenómeno se tradujo hasta el 11 de febrero –fecha de la medición más reciente– en 1.321 capturas de responsables de hurtos a entidades comerciales, 497 de ellas concentradas en Bogotá. Las cifras de lo recuperado (cerca de $253.000 millones), no alcanzan todavía 0,1% del PIB. Sin embargo, la nueva estrategia busca acelerar los resultados operacionales y generar un nuevo clima de confianza que favorezca las inversiones.

Todo esto demuestra que el problema del hurto no atañe exclusivamente a la Policía. Sus riesgos y su impacto son calculados en los estados financieros de las compañías. Los empresarios toman cada vez más en cuenta informes como el de la Oficina de Naciones Unidas para las Drogas y el Crimen (Unodc), la economía criminal es una de las veinte más grandes del mundo y genera ingresos anuales cercanos a los US$2,1 billones, 3,6% del PIB mundial.

En Colombia el crecimiento de esa economía criminal se palpa a diario. Según un documento de Fenalco de cada $100 de utilidad potencial, el comercio pierde $34 por causa del hurto. Las pérdidas ponderadas en un año para los hipermercados superan por esta causa los $166.000 millones.

Los gestores del programa conjunto entre empresarios y policías creen que si ha sido posible doblarle la cerviz al narcotráfico y al secuestro, debe serlo también quebrarle el espinazo a otros delitos que, como el contrabando y el hurto, afectan las fibras más sensibles de la economía. Y en esta iniciativa la Policía cuenta tanto como la seguridad.

***

Atacando al depredador


Bogotá y Cali, con 5.088 y 830, respectivamente, son las ciudades con los mayores índices de capturas asociadas a hurtos a entidades comerciales entre el primero de enero de 2013 y el 11 de febrero de 2014.

Según el Observatorio de Delito de la Dijín, el número de capturas por hurtos contra entidades del sector financiero crecieron, en 2013, 26%, en relación con lo ocurrido en 2011 cuando comenzaron a presentarse los picos más altos de los resultados operacionales.

Las incautaciones asociadas al hurto a personas representan 57% del total del trienio 2011-2013, mientras el hurto a entidades comerciales significó 20% del total de las operaciones.

Durante los primeros 45 días del año, cuando ya había entrado en vigor la alianza con los empresarios, los activos recuperados sumaban $905 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?