| 4/3/2014 5:00:00 AM

Promesas incumplidas

El desmonte del Fondo Premium está en veremos por causa de los incumplimientos que el interventor le atribuye al empresario Víctor Maldonado.

El 14 de enero pasado, auditores de la compañía internacional KPMG llegaron a la conclusión de que el empresario Víctor Maldonado, accionista de InterBolsa, recibió “giros inusuales” del Fondo Premium de Curazao y les aportaron a las autoridades varios correos electrónicos que mostraban la traza de esas operaciones.

Entre la evidencia aportada por ellos figuraba un cúmulo de instrucciones para el envío de fondos cablegráficos a una cuenta de Maldonado en el Royal Bank Of Canada, manejada por un agente identificado en los mensajes como Marcelo Aguayo.

De acuerdo con cálculos todavía parciales, los giros identificados en un capítulo del informe de auditoría titulado “Manejo inusual de recursos del fondo” llegaban a los US$330.000 (un poco más de $650 millones). De ellos, US$280.000 fueron desembolsados con destino a la empresa Helados Modernos. El resto del dinero se fue hacia la cuenta en Canadá.

En ninguno de los dos casos quedaron huellas contables, pues se trató de operaciones informales que solo estaban sustentadas en mensajes de correos electrónicos cruzados entre el propio Maldonado, Rachid Maluf –su recomendado para administrar el fondo Premium–, Tomás Jaramillo, hijo del entonces presidente de InterBolsa, y la tesorería del Fondo.

Dos botones para la muestra. El 31 de mayo de 2012, Maluf le escribió a Maldonado: “Para darte los pesos estoy tratando de conseguirlos por diferentes lados. Creo que tendría que pedirte un poco de tiempo y si quieres mientras tanto podría guardarte esa plata o te la puedo girar donde me digas. Por el momento yo creo que te podría dar como 100 M COP a finales de la próxima semana, y además César (Mendoza) me dice que nos puede ayudar con 120.000 USD adicionales en 15 días (…)”.

Más allá de las fronteras
Con anterioridad, Adelfa Rosario-Brady, asistente de operaciones de Maldonado, le había escrito otro mensaje a Tomás Jaramillo en el que aporta un dato de interés: los giros no se movían solo a través del Royal Bank Of Canada sino del Barclays. El mensaje decía: “Hola Tomás, serías tan amable de confirmarnos si enviaron $150.000 a RBC (Royal Bank Of Canada) también. Aquí acabamos de recibir $150.000 (se refiere a dólares) y espero que sean los que debieron salir al Barclays”.

El hecho de que Maldonado no hubiese informado al interventor del Fondo Premium sobre estas operaciones y sobre otras inversiones en el exterior, entre ellas la creación de una sociedad en el paraíso fiscal norteamericano de Delaware, ha producido inquietud y disgusto al agente interventor del Fondo Premium, Alejandro Revollo. El interventor, designado por la Superintendencia de Sociedades, observa que el empresario no ha prestado la colaboración prometida para el desmonte del Fondo ni para devolverles los recursos confiados por los inversionistas.

“Lo cierto es que al señor Maldonado, como ocurre también con Tomás Jaramillo, no le conozco la firma”, declaró recientemente Revollo al noticiero de televisión CM&. Su crítica aludía al hecho de que ninguno de los dos parece dispuesto a responder cabalmente con sus bienes a las víctimas de una inversión que terminó siniestrada.

En vísperas de la reanudación de las audiencias de imputación de cargos penales por la caída de InterBolsa y su circuito, esta información ha estimulado el interés de la Fiscalía, porque si la aparente renuencia a colaborar persiste, tanto Maldonado como Jaramillo podrían verse envueltos en problemas judiciales mayores.

Dinero le consultó a Maldonado, el mayor accionista de InterBolsa, sobre las razones por las cuáles no habría informado suficientemente a las autoridades sobre el manejo de sus inversiones en el exterior, con lo cual podría estar dando lugar a que se presumiera un ocultamiento de recursos posiblemente captados ilegalmente. El empresario respondió que la teoría de la captación ilegal fue descartada en su momento por la Superintendencia Financiera. También, que jamás ha sido investigado por conducta ilegal alguna (ver recuadro).

Lo cierto es que el proceso de desmonte del fondo está retrasado y que, en vísperas de la reanudación de las audiencias de imputación de cargos en el escenario penal, el compás de espera abierto por las autoridades está a punto de cerrarse.

“No he captado ilegalmente” Consultado por Dinero, el empresario hizo estas precisiones:

“Nunca he sido investigado ni imputado por ninguna autoridad por captación ilegal de dinero, ni mucho menos por lavado de activos y las sociedades con las cuales tengo relación, Helados Modernos de Colombia S.A., Malta S.A. y Las Tres Palmas Ltda. fueron oportunamente investigadas y exoneradas de toda responsabilidad por la Superintendencia Financiera de Colombia que concluyó:

“La información suministrada por la entidad visitada y la recabada por la Comisión de Visita, así como el resultado del análisis de las operaciones encontradas en desarrollo de la actuación administrativa adelantada respecto de la sociedad, no aporta evidencia ni elementos materiales probatorios para configurar o no, respecto de esta, los hechos objetivos o notorios así como los supuestos de captación o recaudo no autorizado de dineros del público a que aluden los Decretos 4334 de 2008 y 1981 de 1988”. Estos informes fueron presentados a la Superintendencia de Sociedades en junio y julio de 2013.

“Siempre he estado dispuesto a colaborar con la justicia en el esclarecimiento del Fondo Premium, con el cual no tuve ningún vínculo aparte de los créditos que venía pagando progresivamente”. “Desde hace un año puse la cara y estoy buscando soluciones para los afectados, así como para las compañías que en este momento se encuentran tomadas en posesión, poniendo en riesgo el empleo de más de 3.000 personas”. “Ninguno de mis bienes fue adquirido con dineros provenientes de captaciones ilegales. Todos han sido adquiridos con dineros lícitos, fruto del esfuerzo y dedicación de todos mis años como empresario”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?