| 8/1/1997 12:00:00 AM

La conquista del mercado ecológico

El proceso de globalización que vive el mundo ha traido cambios favorables en la estructura de la organización de Propal que ahora es más flexible.

El paso constante de camiones por las vías cercanas a Cali, con grandes remolques adap- tados para transportar bagazo de caña de azúcar, llama la atención del visitante desprevenido de la ciudad, quien fácilmente se entera de que el destino final de la carga es una de las dos plantas de papel de Productora de Papeles S.A. (Propal), firma que se ha especializado en la fabricación de papeles a base de la fibra corta del bagazo que abunda en el Valle del Cauca.



En esa región del país se ha conformado una cadena productiva agroindustrial que inicia con grandes extensiones cultivadas con caña de azúcar, continúa con los ingenios azucareros y termina con el procesamiento ecológico del bagazo para la fabricación del papel en las instalaciones de Propal.



Esa ubicación estratégica de la empresa papelera resulta favorable al proceso de integración hacia el que avanzan las economías del mundo, pues se encuentra cerca del puerto de Buenaventura que mira a la Cuenca del Pacífico, en donde Japón muestra marcado interés por el producto de Propal hecho a partir de una fibra ecológica virgen (no reciclada). Y es que el mercado mundial del papel ha ido cambiado en muchos aspectos, además de registrar permanente crecimiento. Por ejemplo, el segmento de resmillas, en el que compite Productora de Papeles, ha tomado fuerte impulso con el desarrollo de la computación. Entre tanto, los dos mercados con mayor potencial de crecimiento son Asia y Latinoamérica, y actualmente Brasil se perfila como uno de los proveedores más importantes de papel en el mercado internacional, nación que presenta buenas perspectivas de tasas de interés y de inflación; Propal exporta hoy 45 mil toneladas al año que representan el 25 por ciento de su producción.



En ese entorno de mercados cambiantes, el presidente de Propal Jaime Gómez Figari considera que la apertura fue el despertar de la industria colombiana, "ha sido buena porque ha incentivado a mejorar la calidad de los servicios para competir con productos de calidad internacional. Sin embargo, la revaluación se ha convertido en el principal obstáculo para la industria en general. "En Propal durante cinco años los costos de producción han estado 8 puntos por debajo de la inflación, mientras la revaluación ha sido de unos 10 puntos por año. Hoy se ve el efecto en un crecimiento negativo por cinco años consecutivos. Al principio se decía que la revaluación solamente afectaría las exportaciones, pero eso es una falacia". Mientras ese mal persista se estará por fuera de la competitividad y si no se ajusta la industria continuará en dificultades.



El proceso de globalización que vive el mundo ha traído cambios favorables en la estructura de la organización que ahora es más flexible. Se ha establecido un sistema de multihabilidades reconocido por todos los empleados de la organización como Crew Concept (trabajo en equipo), basado en equipos de trabajo responsables de contratar, decidir, corregir errores; se trata de pequeñas compañías donde la gente tiene toda la información para tomar decisiones y conocer en detalle los datos relativos a costos y gastos. Entre los beneficios del esquema se cuentan la flexibilidad del trabajo, la posibilidad de cambiar de procesos a unos más rápidos, incremento del compromiso con el trabajo y la consecuente mejora de resultados y la reducción de costos. "En esencia el modelo es tratar a la gente como le gusta a uno que lo traten", dice Gómez Figari.



Tecnología de punta



De otro lado, se destaca el cambio tecnológico al proceso alcalino que mejora características como blancura, suavidad de superficie y resistencia. "Fuimos los primeros a nivel mundial en aplicar el proceso alcalino al papel elaborado a partir de bagazo". En Venezuela el proceso de producción de papel requiere 60 por ciento de fibra larga (extraída de árboles) y 40 por ciento de fibra corta, mientras el proceso de Propal emplea 10 por ciento de fibra larga y el resto es bagazo, con lo cual se fabrica uno de los papeles con menor impacto ecológico, incluso se elaboran algunos papeles con ciento por ciento de fibra corta como el papel para fotocopia que se comercializa por una firma multinacional en Venezuela, Costa Rica y Ecuador y que en Colombia se vende bajo la propia marca de Propal denominada Reprograf, cuya demanda está creciendo 30 por ciento al año en el mercado nacional.



Propal desarrolla una agresiva campaña de mercadeo que la ha llevado a lanzar al mercado la línea de papeles y cartulinas extrafinos Emerald, Legancy y Propalarte con miras a llegarle directamente al consumidor final. Hacia finales del año pasado se presentaron las marcas al mercado, junto con la nueva línea de papeles de colores multipropósito de la marca Tonos, dirigida a estudiantes, diseñadores gráficos, publicistas, usuarios de oficinas y comunicación comercial en general. Esta línea se comercializa en forma directa a través de distribuidores, almacenes de cadena, autoservicios y papelerías. La otra línea que tomó gran impulso fue la de papeles y cartulinas extrusadas Propalpoly.



El cambio en el concepto de comercialización condujo también a optimizar el centro de atención al cliente, sistematizado a finales de 1996 lo cual permite consultar en cualquier momento el estado de cuenta de los clientes. En ese campo de atención al cliente han mejorado en los tiempos de entrega de pedidos, pues a pesar de que programan las corridas (producción de papel) "adivinando lo que van a necesitar los clientes", en un 85 a 95 por ciento se entrega a tiempo dentro de las veinticuatro horas del día para el que se programa la entrega, teniendo en cuenta que los pedidos deben hacerse aproximadamente con ocho días de anticipación.



En calidad la firma Propal se ha hecho más competitiva. Por ejemplo la calidad del papel de etiqueta para la cerveza es reconocida por la industria estadounidense por su resistencia a las bajas temperaturas y al lavado con soda cáustica. Así mismo, en materia de producción las plantas uno (ubicada en Yumbo) y dos ( en Caloto, Cauca) alcanzó un total de 167 mil toneladas en 1996 con una utilización del 86 por ciento de la capacidad instalada. Se implantaron además los procesos de pre-esmalte en los papeles bases para la planta esmaltadora, se desarrolló la tecnología para la producción de papel de empaque destinado a productos líquidos y congelados, para papeles multiuso de oficina, incluyendo los empleados en las impresoras de chorro de tinta. Como parte de ese proceso de evolución tecnológica se adaptó la gama de papeles diseñados para edición de libros impresos, utilizando los últimos avances en materia digital.



Confianza en el futuro



El nivel de inversiones de Propal se mantuvo estable en US$4.7 millones. Durante 1996 se completaron 55 proyectos de inversión, incluyendo entre los más importantes el cambio a alcalino, la mejora de los equipos, la instalación de los sistemas de pre-esmalte, la adecuación de los sistemas de vacío de las máquinas papeleras y la renovación de los equipos para descargue y manejo del patio de bagazo. De otro lado, a lo largo del año anterior Propal continuó recibiendo asistencia técnica por parte de International Paper que ha brindado soporte tecnológico y administrativo a la compañía. Esa asistencia ha permitido a la firma implementar avances destacados en el proceso productivo, con impacto favorable en costos, calidad y productividad.



En 1996 a pesar de la relativa estabilidad de los precios internacionales de los papeles de imprenta y escritura durante todo el segundo semestre de 1996, debido a la oferta en Colombia de productos venezolanos con precios entre 25 y 30 por ciento inferiores al precio internacional, se propició una tendencia a la baja de los precios en el mercado colombiano y sin embargo Propal consiguió aumentar 3 por ciento el volumen doméstico de ventas. Las exportaciones alcanzaron el nivel récord de 45.593 toneladas métricas que representó una variación positiva de 3 por ciento con respecto al año anterior.



Propal reconoce sus posibilidades en el nicho de los papeles ecológicos que aún está por explorarse, y aunque no se puede creer que la fibra corta como la del bagazo de caña va a sustituir la fibra de la corteza de árbol, a largo plazo se irá desarrollando el mercado de papeles especiales que las grandes papeleras no pueden producir.



En relación con la evolución de los tratados comerciales, Propal considera que ya está vinculada a la Comunidad Andina, pues sus principales clientes internacionales están en Perú, Ecuador y Venezuela. Con respecto al Grupo de los Tres "se ha visto poco", a parte del vínculo con el mercado venezolano. Otros mercados importantes son Centroamérica y el Caribe, y Estados Unidos. Frente a Mercosur "la cadena productiva de la pulpa y el papel ha presentado la posición conjunta al Gobierno para fijar un programa de desgravación a diez años con una fórmula que contempla cuatro años muertos (sin desgravación), cuatro años 15 por ciento y dos años 20 por ciento cada uno".



En los próximos tres años se invertirán US$40 millones en programas de mejora de procesos. Igualmente se contempla el cambio de dos calderas por una nueva y un turbo que les permitirá ser autosuficientes en generación de electricidad a principios de 1999, con una inversión de US$60 millones. La caldera contará con tecnología de punta para el control de emisiones gaseosas, acorde con las normas fijadas en la materia por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). LA PLANTA uno en Yumbo (Valle) actualmente autogenera el 55 por ciento de su consumo de electricidad.



Compromiso ambiental



La preocupación por la aplicación de procesos limpios en la generación de energía, hace parte de la política ecológica corporativa para el manejo responsable del medio ambiente, cumpliendo además con las pautas de desarrollo sostenible fijadas por la Organización de las Naciones Unidas. "La principal materia prima, la fibra del bagazo de caña, es un recurso renovable provisto por los ingenios azucareros, del cual hacemos buen uso en cuanto a eficiencia y tratamiento de vertimientos y emisiones" de acuerdo con la normatividad ambiental del país y de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), dice el gerente de control ambiental de Propal Marco Fidel Bocanegra. Desde 1976 se trabaja con la CVC en un plan de reducción de la contaminación del río Cauca.



Como parte de ese programa se construyeron dos lagunas de sedimentación de sólidos inorgánicos con capacidad de 7.000 metros cúbicos que trabajan alternadamente y con las cuales se logra reducir en 95 por ciento el vertimiento de sólidos; prueba de la efectividad del sistema es que una colonia de patos convirtió las lagunas en su hábitat, por lo que se permitió el crecimiento de la vegetación en las riberas. Otra muestra del compromiso ecológico de Propal es el premio a la calidad ambiental que le otorgó la Universidad de Cali en noviembre de 1996.



En el balance social de la firma se destaca el papel que juega la Fundación Propal, creada como una forma de retribución a la comunidad y para contribuir a mitigar los riesgos de la violencia. La Fundación tiene dos centros de operación, uno en Puerto Tejada y el otro en Yumbo, que atiende provisionalmente en una casa mientras se terminan las instalaciones hacia finales de 1997. El primero cuenta con un supermercado que ha tenido un impacto importante como proveedor de tenderos y regulador de precios al consumidor final. Surte alrededor de 400 tiendas y vende unos $150 millones mensuales.



El centro de salud ubicado allí cuenta con 26 profesionales entre médicos generales, odontólogos, ginecólogos, oftalmólogos y otras especialidades, además de ofrecer los servicios de laboratorio, en donde se atienden 1.000 pacientes mensuales y se cobran tarifas muy bajas. Además, existen programas de capacitación de parteras, costumbre muy arraigada en la región, y se han desarrollado los centros de rehidratación oral para enfrentar los problemas de salud que afectan a la niñez.



Por otro lado, en conjunto con Inurbe se han entregado 250 soluciones de vivienda y se han reconstruido varias escuelas. Así mismo se ha ejecutado un programa ecológico para detener el corte de árboles para leña; se construyeron hornos solares por un valor de $30.000 cada uno. Adicionalmente se ha promovido el uso de filtros de arena y de bombas de pedal para aprovechar las aguas subterráneas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?