| 12/10/2016 12:01:00 AM

El mapa empresarial está cambiando por los proyectos de infraestructura

Los ambiciosos programas de inversión en infraestructura y las necesidades de financiamiento de estos planes están cambiando el mapa empresarial del sector.

Los Emergentes
El país experimenta un reacomodo sin precedentes en el sector de la infraestructura. El billonario programa de infraestructura que –compromete recursos de inversión superiores a los $50 billones– está cambiando el mapa de las constructoras en el país. Las firmas grandes y con larga tradición, como Odinsa, Conconcreto y Corficolombiana (a través de sus subsidiarias), para citar solo tres ejemplos, iniciaron hace un tiempo una serie de cambios administrativos y funcionales con el fin de optimizar su trabajo y ejecución de los proyectos. No hay que olvidar que los nuevos contratos de obra civil requieren de empresas con más músculo financiero, experiencia en obras desafiantes y buena aceptación en el sistema financiero. 

En ese nuevo panorama aparecen algunos nombres con amplia trayectoria internacional, como el multimillonario empresario Carlos Slim, quien con una movida reciente se quedó con la mayoría de acciones de la constructra FCC.  También hay que mencionar al empresario Menzel Amín, quien ha conseguido a pulso varios contratos 4G que lo ubican en otra órbita del sector. Amín también tiene contratos inmobiliarios en marcha. El tercer ‘emergente’ es el reconocido empresario y promotor portuario, Óscar Isaza. Este vallecaucano es el ‘midas’ de los puertos en el Pacífico. Otra de las empresas que viene ganando contratos de ‘gran calado’ es Valores y Contratos – Valorcon, cuyos principales accionistas hacen parte de la familia Gerlein de Barranquilla.

El magnate

En la infraestructura local están emergiendo nuevas figuras. Algunas de ellas cuentan con una estela internacional incomparable, como es el caso del multimillonario mexicano Carlos Slim, quien convirtió a una de las constructoras más grandes del mundo, FCC, en su punta de lanza para ampliar su dominio en el sector. Solo un dato que refresca la memoria. Después de una OPA celebrada en julio pasado, el empresario completó una participación del 60% en esta compañía de origen español presente en 25 países y que el año pasado facturó  6.476 millones de euros.

Foto: Carlos Slim

La presencia de FCC en el plano local no es nueva, pero los contratos logrados en el presente año dan cuenta de las aspiraciones del grupo.

En mayo pasado una de sus filiales, Aqualia, se adjudicó un contrato de 380 millones de euros para el diseño y construcción de una planta, El Salitre, destinada a mejorar la calidad del agua en el río Bogotá. En este consorcio también participa la firma griega Aktor y la familia Solarte de Colombia.

Lea también: Carlos Slim el mayor perdedor entre los más ricos del mundo

En octubre del año pasado, FCC obtuvo otro millonario contrato en Colombia. Esta vez para construir el que será el túnel más largo del país, el Toyo, de una longitud de 9,7 kilómetros. Estará ubicado a unos 80 kilómetros de Medellín y una vez terminado, permitirá reducir el tiempo de viaje entre esta capital y los puertos de Urabá que se proyectan. Allí las inversiones superarán los 392 millones de euros.

Pero no son sus únicas apuestas: la firma que lidera Slim –junto con Ideal, también de su propiedad– fue noticia en las últimas semanas cuando presentó una propuesta a Odebrecht para quedarse con la participación que esta firma tiene en el contrato para mejorar la navegabilidad del río Magdalena. Antes de finalizar noviembre se debe conocer una decisión sobre este hecho. Las empresas de Slim empiezan a aumentar sus apuestas en Colombia.

El constructor

Otro empresario que está haciendo historia es Menzel Amín. Proveniente de una reconocida familia de la Región Caribe, este joven empresario es uno de los nuevos cacaos de la obra civil en Colombia. Amín lidera la constructora KMA, responsable del diseño y construcción de la vía 4G, Autopistas del Nordeste. Esta obra mejorará la movilidad de Antioquia con el resto del país en la zona de Zaragoza a Remedios, donde se prevén inversiones de $1,3 billones. 

KMA también lidera el consorcio encargado de mejorar la vía Sisga-El Secreto. Allí la inversión prevista es de $529.000 millones.

Esta empresa también participa en una Alianza Público-Privada para construir en doble calzada la vía entre Cartagena y Barranquilla, más conocida como la Cordialidad. Este corredor es fundamental para el transporte de carga y las ciudades de la Región Caribe que no tienen costa como Montería y Sincelejo. En la actualidad, esta compañía también es la mayor accionista de la concesión Autopistas de la Sabana, que opera la vía entre esas dos capitales.

Esta APP ya está en la fase de factibilidad, en otras palabras, están muy avanzados los diseños. Allí los dineros que se requieren llegan a los $1,2 billones. 

KMA también presentó una APP para optimizar y ampliar el denominado corredor industrial de Cartagena. Este proyecto busca mejorar la movilidad de carga pesada entre la ciudad y la zona industrial de Mamonal. Allí se proyectan adecuaciones por otros $500.000 millones.

Y para completar el cuadro de inversiones se acaba de cerrar un acuerdo con la constructora Ospinas para construir un gran centro comercial en Cartagena de $370.000 millones.

Foto: Menzel Amin

El promotor

Óscar Isaza Benjumea es el presidente del Grupo Empresarial del Pacífico (Gepsa) y de la firma PIO S.A.S. Tampoco es nuevo en el barrio de la infraestructura, en donde lleva 32 años como inversionista portuario. Sin embargo, ahora se roba las miradas con un par de proyectos de gran calado.

Isaza fue promotor de la Sociedad Portuaria de Buenaventura y estrechamente vinculado con la Terminal de Contenedores de esa ciudad (Tcbuen) y de un puerto en Costa Rica. No obtante, su nuevo destino parece ser Urabá, en donde están cuajando varias inversiones multimillonarias catalizadas por las nuevas vías 4G que ya están en ejecución.

“He participado en este tipo de negocios en Guatemala, El Salvador, Honduras y en Argentina. Muchos de esos proyectos salen y otros no son realidad, como aconteció con Bahía Málaga”, dijo en 2014 en una entrevista ofrecida al diario El País de Cali.

Y no es un empresario cualquiera. Según algunos de sus allegados, Isaza tiene un olfato natural para los negocios y para anticiparse a las oportunidades que se van abriendo camino. 

Un ejemplo claro. Este empresario vallecaucano lleva un par de años promoviendo Puerto Solo, en Buenaventura. Se trata de una nueva terminal multipropósito que incluye la construcción de una térmica a base de gas. Según la ANI, este proyecto está muy avanzado en cuanto a permisos. Una naviera de origen francés estaría muy interesada en participar en el negocio.

Pero lo mejor de la iniciativa es que salvará a Buenaventura de una crisis energética debido a que Epsa desistió de construir una segunda línea de transmisión por líos con las comunidades.

Foto: Óscar Isaza

Otras movidas 

El Grupo TDM de Perú planea construir una planta de asfalto modificado para atender la creciente demanda en el país.

Conalvías busca socio que pague su deuda y asuma el control de la firma. Podría llegar una nueva firma extranjera con billetera fuerte.

Corficolombiana reorganizó la casa al poner sus concesiones viales en una sola sombrilla y a cargo de Alberto Mariño. 

Conconcreto se anticipó al mercado con la entrada de la gigante francesa Vinci. La multinacional se hizo con 20% de la constructora de origen paisa y participa en la concesión para el tercer carril Bogotá y Girardot. Vinci estaría analizando otros proyectos.

La constructora más grande de Israel, Shikun & Binui, se quedó con la totalidad del consorcio que construye la Perimetral de Oriente y mira otros proyectos.

La legión de españolas, liderada por OHL, Sacyr y FCC van por más y no descartan participar en concesiones urbanas y el propio metro de Bogotá. 

Odinsa refuerza su brazo de ingeniería y busca enfocarse de nuevo en concesiones de aeropuertos y vías. Grupo Argos, su matriz, adquirió el 30% de Opain –el operador del aeropuerto El Dorado– que sumado al 35% que tiene Odinsa permitirá a Argos consolidar el control sobre ese activo.

Lea también: Así va el programa "Prosperidad Vial": Una inversión sin precedentes

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 518

PORTADA

Las mejores universidades de Colombia en 2017

Dinero y Semana Educación presentan un ranking de instituciones de educación superior, medidas por sus resultados en las pruebas Saber Pro de 2016. Los Andes y la Nacional, líderes indiscutibles.