| 12/18/2013 5:00:00 PM

Lo bueno de 2014

Que el proceso de paz culmine favorablemente, una inflación controlada y un código más ágil para la justicia enmarcan los temas más positivos de 2014.

El reto de la paz
El desafío político más importante que tendrá el país en 2014 será, sin duda, lograr un acuerdo de paz con las Farc. Al menos eso piensa la mayoría de los líderes de opinión del país que participaron en el V Panel de Opinión realizado por Cifras & Conceptos. Sin embargo, todavía es preciso franquear tres puntos aún pendientes en la agenda: solución al problema del narcotráfico, reparación a las víctimas y fin del conflicto.

Además de llegar a un consenso, el país deberá refrendar en las urnas, mediante un mecanismo de referendo, los acuerdos pactados en La Habana. Y es precisamente este último aspecto el mayor reto. Y ello obedece a una razón de tiempos: si el país va a participar en un proceso de refrendación este tendría que darse el mismo día de las elecciones parlamentarias de marzo próximo. Eso quiere decir que en menos de cuatro meses habría que sellar un acuerdo definitivo si el constituyente primario quiere darle el visto bueno.

Inflación, el gran logro
Para un país que, como Colombia, ha tenido una inflación promedio en las últimas décadas de 18%, haber alcanzado en octubre de 2013 un dato anual de 1,89% no solo implica un gran alivio para los bolsillos de los hogares, sino que el Banco de la República se puede dar el lujo de preocuparse por temas distintos a un alza de los precios.

La inflación dejó de ser un tema de preocupación y, de hecho, ya se asume que es y va a seguir siendo baja, logro que los expertos no dudan en atribuir al Emisor, aunque algunos critican que no se cumpla la meta establecida para este año (que es de 3%).

Mientras en Estados Unidos y Europa están preocupados por una posible deflación, acá los expertos no lo consideran un problema, pues calculan que este año el costo de vida cerrará en 2,5% y el entrante subirá a 3%.

Justicia más ágil
El cumplimiento judicial de un contrato en Colombia se demora, en promedio, 1.346 días. Esto significa que los trámites procesales en el país son casi dos veces más lentos que en otros de la región latinoamericana, donde el promedio es de 707 días. El Código General del Proceso, que entrará a regir con la llegada del nuevo año, está llamado a corregir esta situación y a evitar que la impunidad se tome también los procesos civiles, comerciales, de familia y agrario. Sus defensores consideran que el nuevo marco jurídico, que incorporará la oralidad en esas jurisdicciones será motor de una nueva dinámica en la justicia colombiana.

Sin embargo, expertos como el abogado Mauricio Pava consideran que de poco serviría el esfuerzo conjunto del Gobierno, –encabezado por Alfonso Gómez Méndez, ministro de Justicia–, el Congreso y el Instituto Colombiano de Derecho Procesal para su adopción, si no viene acompañado por un esfuerzo administrativo para la creación y dotación de salas de audiencias, la adquisición de tecnologías de información y la erradicación del clientelismo judicial.

VOLVER AL MUNDO 2014
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?