| 12/18/2014 6:00:00 AM

Punto de quiebre

En 2015 se definirá el éxito o fracaso de las principales obras de infraestructura en el país. El tema del financiamiento de los nuevos contratos será determinante.

Entre pleitos y ampliaciones

Opaín y el Gobierno tendrán un nuevo pleito por cuenta del Puente Aéreo. El concesionario suscribió un contrato con Avianca, situación que –a juicio del Gobierno– va en contravía del contrato de concesión y encarece la operación de pequeñas aerolíneas como Easyfly, Viva Colombia y Satena. Sin embargo, también habrá buenas noticias. Opaín y el Ejecutivo invertirán cerca de $500.000 millones en ampliación de posiciones de abordaje y plataforma. La nueva torre de control debe estar lista en junio de 2015 y el nuevo edificio de gestión entrará en operación en el primer semestre también. Con estas mejoras e inversiones, la idea es pasar de 52 a 90 operaciones por hora. También se definirá la suerte del aeropuerto alterno en Madrid, Cundinamarca.

Otros $150.000 millones se invertirán en mejoramiento de las pistas de aterrizaje. Los aeropuertos del país recibirán unos $2 billones en 2015.

Cuarta Generación y APP

Los 10 primeros contratos suscritos entre Gobierno y concesionarios prevén inversiones por $12 billones. Estos dineros se convertirán en empleo y obra, más hacia 2016 que el año entrante, cuando la prioridad será resolver el cierre financiero, licencias y compra de predios. En 2015 se suscribirán otros 10 contratos por $18 billones, que también estarían en 2016 en una etapa fuerte de ejecución. La Segunda Ola de Concesiones viales de 4G está compuesta por 10 proyectos: Neiva – Girardot; Villavicencio – Yopal; Rumichaca – Pasto; Puerta de Hierro – Carreto – Palmar de Varela – Carreto – Cruz del Viso; Santana – Mocoa – Neiva; Santander de Quilichao – Popayán; Barrancabermeja – Bucaramanga; Sisga – El Secreto; Autopista Mar 1 (Túnel de Occidente - San Jerónimo - Santafé de Antioquia – Bolombolo) y Autopista Mar 2 (Cañas Gordas – Uramita – Mutatá – El Tigre).

En cuanto a alianzas público-privadas, también hay algunos avances. El Conpes aprobó el proyecto Ibagué – Cajamarca y está muy avanzado el proyecto de malla vial del Meta y tercer sector de la vía Bogotá – Villavicencio. En total hay 7 iniciativas en factibilidad y 8 en prefactibilidad. Del mismo modo, Infracon (brazo de concesiones de Conalvías) presentó estudios de detalle para construir el tercer carril entre Bogotá y Girardot, una obra que representa inversiones por más de $2 billones. En el tema férreo, se espera la apertura de licitación de los trenes de cercanías que comunicarán Bogotá con Soacha y Facatativá y cuyos estudios superaron la fase de factibilidad.

Metro, punto de no retorno

La meta del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, es dejar el proyecto del Metro en un punto de no retorno: eso significa dejar abierta la licitación el próximo año e iniciar la compra de predios. En 2016 se daría la adjudicación.

En consecuencia, en 2015 deben quedar listos los pliegos de la licitación; esa tarea está en manos de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) y la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN). Además, deberá ser creada la Empresa Metro, encargada de sacar adelante la licitación.

Según las cuentas oficiales, el Metro va a tener un costo de $15 billones, de los cuales $7 billones serán destinados a la obra física (túneles, rutas y estaciones, entre otros), $5 billones irán a la gestión del suelo; es decir, detalles como finalización de estaciones y otros rubros, y $3 billones para material rodante, suministro de equipos, patio de talleres y comunicaciones. En 2015 deberá quedar demostrado que el Metro no tiene reversa.

Obras en líos

El Gobierno y contratistas tendrán que resolver el pleito del Túnel de La Línea. Al cierre de esta edición no se había tomado una decisión frente al eventual incumplimiento por parte del constructor para terminar las obras. La terminación de este túnel y los viaductos aledaños es fundamental para reducir el tiempo de viaje entre Bogotá y el Pacífico. Otra obra en líos es el nuevo aeropuerto para Manizales. Se requieren entre $300.000 millones y $400.000 millones y no se sabe de dónde va a salir el dinero en el actual escenario de estrechez fiscal. La ejecución de la doble calzada Buga – Buenaventura será otro de los chicharrones por resolver. Aunque se han reactivado los frentes de obra en algunos tramos, los atrasos y dificultades son evidentes.

El Gobierno también intentará solucionar el próximo año los pleitos y dificultades contractuales en concesiones antiguas como: Bogotá – Girardot, Briceño –Tunja Sogamoso y Autopista del Café, entre otras.

Concesiones en marcha

En 2015 se iniciará la construcción de los 21 kilómetros que hacen falta en doble calzada entre Guaduas y Villeta. En la medida en que se vayan resolviendo los líos de consultas previas, también avanzará la ejecución de obra en el tercer sector entre San Alberto y la Ye de Ciénaga. En el segundo sector, entre Puerto Salgar y San Alberto, se entregarán en el transcurso del próximo año otros 120 kilómetros.

En la vía Briceño – Tunja – Sogamoso, se iniciará la ampliación en el Puente de Boyacá y se dará paso en las variantes de Tocancipá y Gachancipá. De acuerdo con el Gobierno, el proyecto de Transversal de las Américas, con una ejecución de solo 32%, avanzará en 2015 en la construcción de 120 nuevos kilómetros. También es necesario destacar el inicio de obras por parte de Odebrecht y Valorcon para mejorar la navegabilidad del río Magdalena.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?