| 5/11/2017 12:01:00 AM

Las multilatinas colombianas de alimentos más exitosas

Este año se estima que unas 86 compañías colombianas desarrollarán 99 proyectos en el exterior en áreas como metalmecánica, agroindustria, químicos y servicios. Estas son las más grandes de Colombia en alimentos.

ProColombia desarrolló una estrategia para impulsar la expansión de los negocios de empresarios colombianos al exterior, ligada a las seis cadenas identificadas por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y que consiste básicamente en apoyar a las empresas que están exportando. En este momento se estima que unas 86 compañías colombianas tienen proyectado invertir en el exterior en 99 proyectos que ya tiene identificados ProColombia. Estos proyectos tienen que ver con actividades de metalmecánica y otras industrias –30%–, agroindustria –24%–, químicos –16%–, servicios –11%–, así como sistema de moda –6%– y logística –3%–, entre otros.

Buena cosecha

Por más de un siglo, la actividad agrícola y ganadera ha sido un negocio familiar para la familia Dávila en la Costa Caribe. Primero fue Alberto Pío Dávila, quien realizaba exportaciones de banano; en la década de los 70 su hijo Alfonso hizo la transición del negocio ganadero al agrícola y le apostó a la palma africana, un cultivo de tardío rendimiento que empezaba a ponerse de moda en el país.

Puede interesarle: Daniel Saldarriega, el padre que ‘salva‘ alimentos para entregárselos a los necesitados

La tercera generación de los Dávila decidió enfocarse en un negocio que desde los 80 está marcando tendencia: los alimentos orgánicos. Así comenzó una nueva etapa para Daabon, una de las mayores compañías agroindustriales. Manuel Julián Dávila Abondano, presidente de Daabon, recuerda que en los 80 participó en la feria de alimentación alemana Anuga, y fue allí donde comenzó a identificar la nueva tendencia de consumo: la agricultura orgánica. Desde entonces exportan banano orgánico, palma orgánica y café orgánico. Hoy venden a 40 países. A la par de la transformación agroindustrial, Daabon ha avanzado en su internacionalización, desde hace 15 años, cuando comenzó a ‘sembrar’ oficinas: hoy operan en EE.UU. –desde Miami–; en Europa –con una oficina en Alemania–; en Australia –desde Sidney– y en Japón, para buena parte de Asia.

En Australia tienen oficinas directas y una planta para reempacar azúcar y aceites a partir de superfoods –como chía o quinua–. A finales de este año inaugurarán una planta que refinará algunos aceites y hará mezclas para atender la industria de alimentación de bebés.Para el presidente de Daabon, la compañía se ha transformado en más de un siglo: primero cultivó y exportó materias básicas, hace un par de décadas se enfocó en procesamiento industrial básico y hoy la meta es convertirse en una compañía de food solutions. La compañía actualmente cuenta con más de 1.500 colaboradores directos y es uno de los mayores generadores de empleo en la Costa Caribe, como quiera que es un comprador importante de cosechas en la región. Su participación en los mercados internacionales es fuerte, ya que allí hace cerca de 50% de sus ingresos totales, y se ha convertido en una de las compañías reconocidas por sus prácticas sostenibles, ya que produce aceite de palma bajo el sello RCPO, que avala las prácticas de sostenibilidad y responsabilidad social y ambiental.

Foto: Pedro Felipe Estrada, gerente de Pan Pa‘Ya

Buñuelo de exportación

Exportar pan crudo a Estados Unidos, uno de los principales proveedores de trigo en el mundo, es más que un logro para Pan Pa` Ya!. Lo más curioso es que posiblemente esos roscones, almojábanas y buñuelos que emprenden cada mes su viaje a Norteamérica en contenedores refrigerados hayan sido fabricados en una planta de Bogotá con cereal proveniente del país del norte. Si es así, el mérito comercial es todavía mayor.

Lea también: Las marcas más recordadas por los adultos colombianos

Pedro Felipe Estrada Restrepo es uno de los fundadores de la compañía y actualmente es el gerente comercial de esta cadena de panaderías que ya completa 60 locales en 8 ciudades del país, 4 establecimientos en Florida, Estados Unidos, y un negocio de distribución de pan en España que apenas germina. “Cuando llegamos en 2003, no fue fácil adaptarse al mercado de EE.UU. Abrimos con una oferta de pizza en un mercado muy competido en este nicho, por eso hicimos ajustes para concentramos en la venta de buñuelos, roscones y almojábanas”, cuenta el directivo. En la actualidad, los locales de la Florida son visitados no solo por la colonia colombiana, sino por una nutrida población venezolana en ascenso. “Ellos (venezolanos) tienen casi los mismos gustos de los colombianos y por eso es común encontrarlos desayunando en nuestros locales”, afirma Estrada.

Esa experiencia en América del Norte le dio el aire suficiente para buscar un distribuidor en España. A ese destino llega un contenedor de pan cada mes. “El pan es horneado en ese país y distribuido en varios locales en cajas con la marca Pan Pa’ Ya!”, cuenta. Pero la compañía amasa nuevos sueños. Entre los objetivos para 2018 está llegar a Perú, Ecuador, Panamá y Costa Rica, bajo el modelo de franquicias.

Foto: Jorge Muñoz, gerente de Coolfish

Exportaciones frescas

El gusto de los estadounidenses por el pescado fresco, que en muchos casos prefieren por encima del congelado y por el que, además, están dispuestos a pagar una prima adicional se convirtió en una oportunidad para una piscícola huilense, que el año pasado exportó 90% de su producción a los consumidores norteamericanos.

Se trata de Coolfish, una empresa familiar que empezó hace 20 años y produce tilapia en la represa de Betania, a 20 kilómetros de Neiva. En febrero de 2014 contactó a su primer cliente internacional en una macrorrueda de negocios de ProColombia, se trataba de un empresario de Estados Unidos que les compró un primer lote de diez toneladas. Realizan sus ventas externas vía aérea, por practicidad y porque el pescado fresco es altamente perecedero y tiene 14 días de vida útil. Para reducir los costos de distribución y la dependencia de un solo comprador, decidieron abrir en 2016 un centro de distribución en Miami que les facilita la comercialización y planean otro en Los Ángeles para cubrir la costa Oeste.

Jorge Muñoz, gerente de la compañía, dice que, más que el precio del dólar, en su caso es clave el precio del pescado, que está determinado por la oferta de otras especies en Estados Unidos. Por ejemplo, cuando se abarata el salmón, muchos consumidores lo prefieren por encima de la tilapia y viceversa. Actualmente la empresa está consolidando su planta de producción, desarrollando una marca (fresh rivers) y preparando productos nuevos como los nuggets de tilapia, dirigidos al mercado infantil y con la asesoría de Colciencias.

Recomendado: Las empresas de alimentos más recordadas por los centennials en Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.