| 11/10/2016 12:00:00 AM

Los mejores laboratorios farmacéuticos en 2016

Pese a la desaceleración del mercado, las compañías farmacéuticas mantienen sus dinámicas de ventas y siguen invirtiendo en productos innovadores. Estos son los mejores laboratorios farmacéuticos en 2016.

Llueva, truene o relampaguee, los colombianos no paran de comprar los medicamentos que requieren para su salud. Y los laboratorios farmacéuticos tampoco dejan de invertir en nuevas moléculas que permitan llevarles las mejores recetas para garantizar su calidad de vida. Esto ha permitido que el sector farmacéutico mantenga su dinámica en ventas y que entre la población crezca el reconocimiento hacia aquellas compañías que lo hacen bien.

Dos laboratorios internacionales y uno colombiano se llevan las palmas y se ubican en los primeros lugares del ranking de Merco Salud. El listado de farmacéuticas con mejor reputación entre personal médico, pacientes y organizaciones de salud lo encabeza la alemana Bayer, seguida por la colombiana Tecnoquímicas y la estadounidense Pfizer.

El panorama para el sector parece despejado. Un reciente estudio de Euromoney Institutional Investor, conocido como reporte de Emis, señala que, mientras en 2015 las farmacéuticas vendieron en el país $9,1 billones, este año podrían llegar a $9,6 billones, para un crecimiento de 5,5%. La perspectiva es positiva pues, según estos expertos, para 2019 el mercado colombiano llegará a $11,3 billones. ¿Qué prácticas han desarrollado para tener buena reputación? Estas son las razones.

Bayer

No se improvisa

Con 114 años en Colombia y 153 en el mercado mundial, Bayer es uno de los veteranos en la industria farmacéutica. En Colombia opera a través de tres unidades de negocios: farmacéutica, consumo masivo y agrícola, que en 2015 generaron ventas por $1,36 billones.

Lea también: Colombia ya tiene 13 zonas francas en el sector de la salud

La compañía ha alcanzado reconocimiento por sus especialidades en cardiología, oncología, oftalmología y anticoncepción, entre los vendidos con fórmula, y los analgésicos, gastrointestinal, cosméticos y vitaminas en consumo. Entre los más reconocidos están el anticoagulante Xarelto y el oftalmológico Eylia, así como  Mexana, Aspirina Ultra, Alka Seltzer y AcidMantle.

René Klemm, presidente de Bayer para los países andinos, explica que la buena reputación de la empresa “es el resultado de muchos años de ser un ciudadano corporativo responsable y, por supuesto, muchas décadas focalizando todos los esfuerzos en el bienestar de los pacientes, desarrollar productos innovadores de la más alta calidad para mejorar sus vidas y de hacer una gestión frente al sistema de salud bajo los más estrictos estándares éticos”.

Cada año invierten más de $12.000 millones en temas como oncología y cardiología. Klemm destaca que en el país ha crecido la investigación farmacéutica, que hasta hace una década se concentraba en países desarrollados. El país es hoy un referente en América Latina en tema de estudios clínicos.

Pfizer

Apuesta innovadora

En 1953, cuando el laboratorio estadounidense Pfizer entró al país, la expectativa de vida de un ciudadano promedio era de 52 años, hoy es de 74. Lograr esta mayor expectativa de vida ha sido posible por la implementación de políticas económicas y sociales más saludables, pero también por el aporte de las farmacéuticas.

Lea también: Sector salud es el que más ha incorporado tecnología para mejorar productividad

Diego Forero, presidente de Pfizer para Colombia y Venezuela, explica que la compañía es reconocida hoy en el mundo como una de las biofarmacéuticas más innovadoras, y esto obedece a su “capacidad de salvar y mejorar la vida de las personas. Esta consciencia, ejecutada con ética y coherencia, es un mantra que se refleja en las acciones de la compañía y es valorada por los diversos grupos de interés”.

La compañía, dice el directivo, se guía en el país por tres principios rectores: compromiso social, innovación, esperanza y calidad de vida para sus pacientes. En investigación ha tenido un papel destacado: en 2015, junto con organizaciones en investigación por contrato, Pfizer condujo 29 proyectos de investigación clínica en 64 centros de investigación en Bogotá, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla y Cartagena, entre otros. El año pasado la compañía invirtió en Colombia US$7 millones en innovación y desarrollo, sin contar las inversiones en el Instituto Científico Pfizer Colombia o en temas de responsabilidad social. Hoy la empresa comercializa 225 productos en el país.

Tecnoquímicas

Orgullo local

Que un laboratorio colombiano se destaque entre los más reputados del país en un mercado dominado por las multinacionales es un gran logro ‘para enmarcar’, dice Emilio Sardi, vicepresidente ejecutivo de Tecnoquímicas.

Fundada en 1934, esta compañía vallecaucana está presente en muchos momentos de la vida de los colombianos, pues además de ofrecer más de 40 productos de prescripción médica –entre los que se destacan los cardiológicos–, también está en cuidado personal –Winny, Altex, Yodora– así como con marcas de venta libre como Noraver, Altex, Benzirin o Bonfiest, entre otros. Sardi asegura que se enfocan en tener medicamentos de óptima calidad a precios asequibles. La compañía ya tiene operaciones propias en Centroamérica y Ecuador y exporta a más de una docena de mercados.

Aunque sus genéricos tienen gran reconocimiento, su mayor venta está en el mercado comercial, que hace el 90%, mientras que en el institucional –de EPS– solo tienen 10%. Una de las metas de la compañía es ampliar esta participación, confirma Sardi, quien destaca que las ventas de la compañía en 2016 crecerán entre 8% y 10%. La compañía inauguró este año una planta para productos estériles –inyecciones y oftálmicos– en la que invirtió unos US$40 millones y busca seguir a la vanguardia en el sector salud del país.

Lea también: Sistema de salud estaría “al borde del colapso” por deudas de ciertas EPS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?