| 11/24/2016 12:00:00 AM

Los negocios de la banca de inversión están en pleno furor

Hace 15 años eran una especie rara. Hoy los banqueros de inversión en Colombia están en pleno furor a pesar de un menor crecimiento económico, un proceso de paz por definir y una reforma tributaria que será decisiva para todos.

Este ambiente más competitivo se da en un año que, si bien no ha sido ‘estrella’ en fusiones y adquisiciones, ha visto un incremento significativo en el número de negocios: empresas colombianas haciendo operaciones dentro del país y cross border, fondos de capital privado invirtiendo en distintos sectores y grandes multinacionales que buscan entrar al país o expandir sus operaciones.

“Es indudable que para los internacionales el proceso de paz y el proyecto de reforma tributaria son de suma importancia a la hora de analizar nuevas inversiones en el país. Creo que, si el gobierno logra cerrar exitosamente estos dos temas, podríamos tener un 2017 y un 2018 con muy buena actividad en nuestro sector”, afirma Carlos Lloreda, director de Banca de Inversión y Mercados de Capitales de la oficina de representación para Colombia de Credit Suisse.

Y estos sin duda serán factores determinantes en un negocio que es implacable. “A nosotros nos miden como a los beisbolistas: por promedio de bateo... qué transacciones sacamos adelante”, afirma Mauricio Saldarriaga, presidente de Inverlink, el banco de inversión independiente más antiguo del país y que completa 155 transacciones por US$20.000 millones en 30 años de historia.

El interés de trabajar en mercados emergentes como Colombia también ha seducido por años a entidades como JP Morgan que, si bien reconoce que no ha sido fácil, la firma no le apuesta al país exclusivamente durante la época de ‘vacas gordas’.

“Este año vimos un volumen de actividad mayor al de 2015 y un poco más de estabilidad en el precio del dólar. Para el próximo año vemos un mayor retorno de la inversión y, por ende, se abre la puerta a las emisiones de acciones”, afirma Juan Manuel Muñoz, mananing director de JP Morgan Colombia.

Lea también: Las mujeres en la banca de inversión

La puerta no solo está abierta para nuevas oportunidades de inversión, sino de jugadores en el sector. Es el caso de Lazard, un banco de inversión listado en la bolsa de Nueva York, con operación en Colombia desde 2010, presidido por el excanciller de la República Jaime Bermúdez, y que se caracteriza por ofrecer el negocio de asesoría pura: no presta recursos a sus clientes y prefiere mantener esa independencia.

“Este es un banco que no tiene balances: no invierte en negocios ni presta plata. Asesoramos y si necesitamos dinero buscamos una opción adecuada en el mercado financiero”, afirma Bermúdez, quien asemeja este modelo de negocio al del banco Rothschild, que en su momento estuvo en Colombia manejado por el economista Armando Montenegro (hoy chairman de BTG Pactual en Colombia).

Sin embargo, la actividad de asesoría, al no ser tan constante –porque los negocios no siempre resultan exitosos– algunos banqueros se han dado a la tarea de crear unidades de gestión de fondos de inversión, que operan de manera independiente de la asesoría y que les permiten equilibrar la balanza. Esto se ha dado en las firmas nacionales como Inverlink, Sumatoria, Nexus y Estrategias Corporativas.

Más competencia

Los competidores son de todos los tamaños, procedencias y habilidades distintas. Hay firmas tipo boutique que son reconocidas por su especialidad. Es el caso de las fuertes en infraestructura, como Bonus y Structure, fuertes participantes en las estructuraciones financieras para concesiones viales y otras en el negocio energético, como Bancapital.

También las hay en temas como fusiones y adquisiciones, el frente más popular de atención de los asesores financieros y las ‘toderas’; es decir, las que atienden todo tipo de negocios o, como se dice en el argot de los bufetes de abogados, ‘las multiservicios’.

Es el caso de la unidad de banca de inversión de Bancolombia, una de las más activas en el mercado y que este año ya lleva 15 transacciones relevantes entre M&A, mercado de valores y financiaciones estructuradas. Según su presidente, Jean Pierre Serani, en los próximos meses se espera mucha actividad en el negocio de fusiones y adquisiciones, uno de los frentes en que más se hace notar y espera menores movimientos en emisiones de deuda o acciones, que están estancadas desde 2014.

En lo que respecta al brasilero BTG Pactual, que en 2012 compró Bolsa y Renta de Medellín, cuenta con la unidad de banca de inversión, a cargo de Felipe Pérez, quien observa que el negocio crece en la medida en que el mercado de América Latina empieza a ser más interesante.

También están las firmas pequeñas pero con un gran socio detrás. Es el caso del exministro de Hacienda, Rudolf Hommes, socio de Capital Advisory Partners, que si bien no cuenta con la infraestructura de una local grande como Inverlink o Sumatoria, está en el abanico de posibilidades para quienes buscan una asesoría puntual y más personalizada.

Según Camilo Villaveces, uno de los más veteranos en el sector y quien ahora está al frente de Ashmore, un fondo de capital privado que invierte en infraestructura, las bancas de inversión nacen y mueren todos los días, pero solo las que generan deals y tienen un reconocimiento y prestigio importante son las que logran mantenerse.

Una de ellas es Latinvestco, una firma nacional independiente con 25 años de trayectoria en el mercado que participó hace unos años en la venta de 52% de Acerías Paz del Río al grupo Votorantim de Brasil y que ofrece sus servicios a empresas que facturan entre $30.000 millones y $150.000 millones. “Lo más difícil de este negocio es identificar las oportunidades y mostrar al empresario la bondad de los negocios”, afirma Nicolás Díaz, socio de la firma.

Grandes o pequeñas, es clave entender que este es más un negocio de personas que de empresas y que existe un factor común: son firmas que ven oportunidades en un país en donde los empresarios están más abiertos a experimentar con nuevas posibilidades para crecer. Y de la mano de los que saben.

Lea también: La respuesta contracíclica de los fondos de capital privado

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?