| 3/30/2017 12:00:00 AM

Más allá de Odebrecht: ¿Cómo van los proyectos de infraestructura?

Aunque el escándalo de corrupción en Odebrecht ha frenado el impulso que trae el desarrollo de la infraestructura en Colombia, varios proyectos están cambiando la cara del país. ¿Cuáles son las expectativas?

En los últimos años Colombia ha vivido una revolución de su infraestructura con avances en obras para atender los proyectos aéreos, terrestres y marítimos, buscando hacer que el país sea más competitivo y dejar atrás la idea del ‘vecino más atrasado de la región’ en esta materia.

La estructuración de los proyectos de Cuarta Generación (4G), el desarrollo de aeropuertos y la consolidación de los puertos en el Pacífico y el Caribe, más las iniciativas privadas, entre muchas otras obras que suman recursos por cerca de $70 billones, han sido la agenda de uno de los más ambiciosos planes de infraestructura de la historia del país.

Lea también: Túnel de la Línea y Ruta del Sol: dos obras que necesitan ‘apurarle‘ con inteligencia

Sin embargo, el escándalo de Odebrecht ha enrarecido el ambiente y ha frenado el impulso que traía la infraestructura, en especial por el impacto que tiene en los proyectos de 4G. Según cálculos de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), hay 32 proyectos en camino y hasta ahora solo 8 tienen cierres financieros con los bancos por $13,5 billones. Otros 24 proyectos están a la espera de poder surtir esta etapa, pero el sector financiero, ante esta coyuntura, ha extremado las alertas y, seguramente, los procesos se van a demorar y complicar, afectando no solo el avance de los proyectos sino también la dinámica que podrían imprimirle a la economía.

Además, dos de los proyectos donde Odebrecht tiene participación –Ruta del Sol tramo 2 y la navegabilidad en el río Magdalena– ya han surtido sus procesos administrativos: el primero fue liquidado y se espera que Invías mantenga la obra mientras se inicia un nuevo proceso licitatorio; y al segundo se le decretó la caducidad por el incumplimiento en el cierre financiero y se aplicó una multa para el consorcio por $55.000 millones.

En ese escenario tendrá que moverse en el corto plazo el desarrollo de la infraestructura para alcanzar una ambiciosa meta. En 2015, según el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial, Colombia ocupaba el puesto 18 en infraestructura dentro de la región. Para Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), “tan pronto la totalidad del programa 4G entre en operación, nos ubicaremos en el tercer lugar del vecindario y estaremos a la altura de países líderes en la materia como México, Brasil o Chile”.

De acuerdo con Caicedo, 2017 será fundamental para ver de manera tangible más avances de la ‘gran revolución’ en infraestructura por la que apuesta el Gobierno. Sin embargo, aclara, los primeros resultados se empezaron a ver en 2015, con la entrega de los Corredores de la Prosperidad. “La inversión en carreteras, puertos y aeropuertos se acerca a los $70 billones, años atrás esto habría sido difícil de imaginar”.

Cómo ha cambiado

El cambio extremo ha comenzado con las carreteras. Cerca de 7.000 kilómetros intervenidos, inversiones por $47,43 billones, 200.000 empleos entre directos e indirectos y un aporte de 0,5% al PIB son los resultados entregados por el ex vicepresidente de la República, Germán Vargas, de la mano de la Agencia Nacional de Infraestructura –ANI– protagonistas de la ‘gran revolución’, como lo ha llamado el presidente Juan Manuel Santos.

Del balance 2011-2016 de la ANI, se destacan las intervenciones en 51 aeropuertos, con una inversión cercana a los $3 billones, que buscan poner esta infraestructura a tono con el crecimiento de la demanda de transporte aéreo, tanto en pasajeros nacionales y extranjeros como en carga.

El presidente de la CCI, Juan Martín Caicedo, resalta la inversión en puertos, que en esta década se acerca a US$400 millones anuales y confía en que el proyecto de navegabilidad por el río Magdalena supere los tropiezos con su licitación.

Sin embargo, le sigue preocupando al vocero gremial la logística y la corrupción, dos obstáculos para ser más competitivos. “Los cuellos de botella que enfrentan los productos de exportación cada vez que deben cruzar un paso urbano están sobrediagnosticados, pero muy poco –o más bien nada– se ha dicho de los efectos que tiene la carencia de planes de manejo de tráfico que involucren la distribución de mercancías en el precio final de los productos que se venden en las tiendas de barrio”, agrega.

En el campo financiero, a pesar de las dificultades en el corto plazo que tienen los cierres financieros de algunos proyectos, la FDN, en cabeza de Clemente del Valle, confía en el comportamiento de la economía en 2017: “creemos que vamos a mantener la dinámica de los cierres financieros para los proyectos de la segunda y tercera ola e iniciativas privadas del Programa 4G”.

La FDN trabaja con la banca local e internacional para concluir los cierres financieros de 13 proyectos, que se agregarían a los 8 que ya cuentan con el total de la financiación. Esta Financiera ha comprometido recursos por más de $3 billones a través de diferentes mecanismos para movilizar recursos de una multiplicidad de fuentes nacionales e internacionales.

Le podría interesar: Estos son los riesgos más preocupantes de la economía colombiana en 2017

Para la ANI, este año la inversión estimada por parte de las concesiones o APP superaría los $7 billones, más del doble de lo invertido en 2010.

El programa de Cuarta Generación de Concesiones Viales (4G) busca rehabilitar y construir cerca de 7.000 kilómetros de vías, de las cuales 1.400 son dobles calzadas, con una inversión cercana a los $50 billones en cerca de 50 proyectos.

A esto se suma la construcción de 141 túneles y 1.300 viaductos. Estas autopistas buscan conectar en el menor tiempo posible las principales ciudades y centros productivos con los puertos ubicados en ambas costas.

Esto representaría una reducción de 20% en costos para el transportador y 30% en tiempo de viaje, que significarían un ahorro estimado en $2,3 billones, sumados a una menor contaminación ambiental.

Esos son los resultados esperados con los primeros 30 proyectos viales de la infraestructura vial concesionada del país.

Para Caicedo Ferrer, de la CCI, el escándalo de Odebrecht, que tan solo toca dos proyectos, no puede ocultar el avance en modernización de vías que vive el país: “solo hace falta salir a recorrer el país para darse cuenta de la cantidad de obras maravillosas y con los más altos estándares técnicos y de calidad que se han entregado y que incluso hoy están en ejecución. El listado es enorme, pero resaltó: Túnel de Oriente, Puente Yatí – Bodega, Viaducto Ciénaga de La Virgen y Puente Pumarejo”, enfatizó.

No se pierda: Corficolombiana se declara “indignada” ante hechos de corrupción

¿Cómo van las obras?

Según la ANI, en 2017 se entregarán más de 300 km. de dobles calzadas. Estas se sumarán a los más de 1.200 km. que han concluido en los primeros seis años de este gobierno. Los tramos más largos serán en la Ruta del Sol, en el Urabá antioqueño, y en la vía Buga-Buenaventura.

“Se tendrá un gran avance en las Autopistas de Cuarta Generación (4G). Al finalizar el año, 31 proyectos estarán en plena construcción: a los 16 proyectos en marcha desde 2016, se les sumarán otros 15 en el transcurso del año, que están terminando la fase de preconstrucción”, señala la ANI.

Se espera adjudicar al menos 6 proyectos de APP, en especial en Bogotá, como la construcción del tramo sur de la Avenida Longitudinal de Occidente y el viaducto sobre la Autopista Sur en Soacha.

La inversión en carreteras, puertos y aeropuertos se acerca a los $70 billones

El fuerte movimiento que ha causado el inicio de las obras en vías 4G ha acelerado las movidas empresariales entre los concesionarios viales. Por ejemplo, el Grupo Argos aumentó su participación y se convirtió en el principal accionista de Odinsa y también llegó a Opain, firma que maneja el aeropuerto El Dorado.

Por su parte, la firma KMA Construcciones, que hace parte del plan de concesiones de 4G, se proyecta como una de las más dinámicas.

Durante el primer semestre de este año, esta compañía entregará la Concesión Ruta Caribe y la Concesión Córdoba–Sucre. Cada una de estas obras contó con una inversión superior a $1 billón y beneficiarán a más de cinco millones de personas. También es socia de la Transversal del Sisga, proyecto que conectará los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Casanare. La concesión inició obras a finales de 2016 y tendrá una inversión de más de $900.000 millones.

Le puede interesar: La Ani acelera el proceso de la Ruta del Sol 2

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.