| 11/13/2014 6:00:00 AM

Los héroes

Estas empresas nacieron como emprendimientos e ideas que transformaron las vidas de sus fundadores y hoy son emblemáticas en cada uno de sus sectores.

Se vende como pan caliente
Veinticinco años cumplió la cadena de panaderías más grande de Colombia. Es una historia de provocación y deleite.

En 1989, la compra de una panadería de apenas 45 metros cuadrados, ubicada en el barrio Pasadena en el norte de Bogotá, fue el primer paso que dieron ocho amigos universitarios para darle vida al bakery café de mayor tamaño del país: Pan Pa’ Ya.

Un cuarto de siglo después, cuenta con 54 sucursales en seis ciudades en Colombia y dos en Estados Unidos –en Weston y Pembroke Pines en el sur de la Florida– además de tener más de mil empleados. Su producción creció a tal tamaño que mensualmente necesitan cerca de 10.000 bultos de harina, equivalentes a 500 toneladas, para cumplirle a su extensa clientela.

¿Cómo lo lograron? Pedro Felipe Estrada, su fundador y gerente comercial, tiene la respuesta en una frase: “Con provocación y deleite”.

Reveló que el primer paso fue garantizar que cada consumidor sintiera el aroma de un “producto caliente, fresco y siempre delicioso”. De esta forma, las ventas se incrementaron de manera automática. Estrada y sus socios habían descubierto la ruta del éxito.

Dos años más tarde, en 1991, montaron una panadería en el sector de la Bella Suiza, al norte de Bogotá, con otro valor agregado: poner la producción a la vista de los comensales. “Se veía al panadero amasando y, lo mejor, salía el olor del pan”.

Luego definieron otras estrategias como los domicilios en moto con un eslogan simple y directo: de la puerta del horno, a la puerta de su casa. “Llegamos a tener siete motos en un turno”.

En el año 93 fueron pioneros en el tema de pizza por porción. “Entonces, la gente iba a comprar el pan y al lado le poníamos la porción recién salida del horno. El cliente se provocaba y llevaba”, explica Estrada.

Ya son 25 años brindando el mejor sabor que se sustenta en dos plantas de producción y en ser líderes de un segmento económico que, en Colombia, según lo visualiza, “puede ser más grande que el de la cerveza”.

Estrada recuerda con mucha satisfacción el envío del primer contenedor con producto congelado rumbo a Estados Unidos, así como la noche en la que fue galardonado con el premio Ernst & Young al empresario emergente en Colombia. “Eso fue tan emocionante como recibir un premio Óscar”.

La próxima meta de Pan Pa’ Ya es convertirse en el más importante bakery café de Latinoamérica “desde el sur de la Florida hasta Argentina”, afirma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?