| 12/29/2014 1:00:00 PM

Panorama 2015

El año entrante no será fácil. El entorno mundial es cada vez más cambiante y los ajustes que debe realizar Colombia son urgentes.

Incertidumbre será el nombre del juego el año entrante. El entorno enrarecido por la destorcida en los precios del petróleo, mayores expectativas de aumento de inflación y una posible desaceleración de la demanda, sumadas a la disparada del dólar y al impacto que pueda representar en el sector empresarial la reforma tributaria –y los anuncios de nuevas medidas en materia de impuestos para 2015– tienen al país en alerta amarilla.

Todo esto en un entorno de menor liquidez internacional, generada por las decisiones de la Reserva Federal, y la debilidad económica mundial, que se registra por las menores cifras de crecimiento en países de Europa y las perspectivas a la baja de China.

Latinoamérica tendrá también ajustes y cambios. Mientras Venezuela deberá enfrentar una compleja coyuntura en sus finanzas por el menor precio del crudo y una inflación galopante, México arranca una serie de reformas –por ejemplo, en telecomunicaciones e hidrocarburos– que buscan un mayor desarrollo de sus mercados.

En Colombia no son muchas las cartas para apostar el próximo año. Una de ellas, y sobre la que están cifradas la mayoría de las esperanzas de crecimiento de la economía, es el desarrollo de infraestructura. 2015 será clave no solo por la escogencia de los jugadores que desarrollen los proyectos de la segunda y tercera ola de las concesiones de Cuarta Generación (4G), sino por el cierre financiero de los que ya fueron adjudicados en la primera.

En medio de las complicaciones del entorno, en materia de negocios 2015 será un año de definiciones: el nuevo Plan de Desarrollo, el futuro de Pacific, una posible venta de activos de la Nación, los negocios en telecomunicaciones, las medidas en torno a la relación con Panamá, los cambios en el sector financiero con la llegada de Itaú y la venta de los activos del Citi en seis países latinoamericanos, el desarrollo del negocio cervecero con la vuelta de Postobón a este segmento y hasta las esperadas transacciones de jugadores insignia de la Selección de fútbol, como Juan Fernando Cuadrado o Jackson Martínez.

2015 no será un año fácil. El Gobierno tendrá que demostrar qué tan robusta está la economía, en medio de un ajuste fiscal, y si se podrá reacomodar rápidamente en un escenario cada vez más complicado.

El mundo

La economía

Punto de quiebre

Negocios
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?