| 3/30/2017 12:00:00 AM

Así avanzan las obras de puertos y aeropuertos en el país

Aeropuertos y puertos avanzan en las ampliaciones y nuevos desarrollos de proyectos en sus planes de modernización.

El avistamiento de aves y de ballenas, así como el mágico mundo natural plasmado en el filme Colombia, Magia Salvaje, son la nueva apuesta del turismo en el país para que más visitantes disfruten de estos escenarios. En este propósito, la modernización de los aeropuertos es clave para capitalizar este potencial.

El Gobierno ha invertido una cifra récord de casi $6 billones en la ampliación y modernización de 71 aeropuertos, entre concesionados y contratados por la Aerocivil. En los últimos 5 años, 7 aerolíneas ingresaron al mercado, llegando a 27 en total, y se pasó de 68 a 80 rutas.

Lea también: Ibagué estrenará aeropuerto para convertirse en centro logístico

Así lo resumió el presidente Juan Manuel Santos en la inauguración de la ampliación de la plataforma central del aeropuerto El Dorado de Bogotá, concesionado por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y a cargo de Opain.

En 2017 El Dorado aumentará su capacidad en 30%. Podrá realizar cerca de 400.000 operaciones por año y atender un estimado de 40 millones de pasajeros. Además, se analiza la construcción de una segunda terminal, que estaría ubicada entre los municipios de Madrid y Facatativá.

Más allá de El Dorado, la hoja de ruta de la ANI es compleja: tiene a su cargo 7 concesiones que integran 16 aeropuertos en el país. El objetivo entre 2014 y 2018 es ejecutar $2,3 billones en proyectos que les están cambiando la cara a los principales aeropuertos. Las obras van desde la demolición para reconstruir, como sucedió con el aeropuerto Internacional Simón Bolívar, de Santa Marta, hasta la modernización y ampliación de las terminales.

Los proyectos incluyen ampliación de pistas, modernización y climatización de terminales, repavimentación, nuevos parqueaderos, zonas verdes, construcción de nuevos terminales de carga y de pasajeros, nuevas torres de control, edificios de mantenimiento de aeronaves y ampliación de plataformas, construcción de centros de servicios y la ampliación o construcción de terminales internacionales, privadas o de carga, entre otros.

Este año la ANI puso en operación la nueva terminal internacional en Cali, mientas que en Medellín se entregará la ampliación en la de pasajeros. En lo corrido del año se han ampliado los aeropuertos de Santa Marta, Montería y Quibdó. En paralelo, la Aerocivil estará culminando las obras de más de 30 aeropuertos. En términos de nuevas adjudicaciones, se espera avanzar en los proyectos para las ampliaciones de los aeropuertos de Armenia, Cartagena, San Andrés, Cali y Buenaventura.

A buen puerto

Con la modernización de buena parte de la red portuaria, en 2016 se alcanzó la cifra histórica de 201,8 millones de toneladas de carga movilizadas en el país: 40% más que en 2010, cuando se movieron 143,8 millones de toneladas.

Esta cifra muestra la dimensión que tienen los puertos en Colombia para hacerla más competitiva. En marzo de este año entró en operación el Puerto de Aguadulce, en Buenaventura, en el cual se han invertido más de US$650 millones. Este año se avanza en el desarrollo de Puerto Antioquia, en el Urabá, y también se ampliarán los terminales de Compas en Cartagena y el Golfo de Morrosquillo.

Recomendado: Con una inversión de $210.000 millones, Cali tendrá nuevo aeropuerto

En nuevas adjudicaciones sobresalen los proyectos del dragado de profundización en Buenaventura y el segundo canal de acceso a la bahía de Cartagena. Entre 2011 y 2015 se realizaron inversiones en zonas portuarias de uso público por valor de más de US$2.200 millones. Se modernizaron las sociedades portuarias de Buenaventura, Cartagena y Santa Marta y las terminales especializadas en contenedores, como TCBuen, en Buenaventura, y Contecar, en Cartagena.

También se invirtió en dragados en los canales de acceso al Puerto de Buenaventura y a la zona portuaria de Ciénaga, para adecuarse a la ampliación del Canal de Panamá. Además, la infraestructura portuaria se amplió con nuevas terminales como Puerto Cayao, en Cartagena, y Puerto Solo, en la Bahía de Buenaventura.

El tren sigue de moda

Desde hace 162 años, cuando se concluyó la primera línea del Ferrocarril de Panamá, el sistema férreo colombiano ha pasado de contar con 51 kilómetros a 3.463 kilómetros, de una red nacional que hoy opera a media marcha, pese a que en los últimos 25 años se han invertido más de US$1.000 millones.

Vea también: India multará a las aerolíneas por arrojar excrementos desde el aire

Julián Silva Tobar, profesor de vías férreas y sistema de trenes de la Escuela de Ingeniería Julio Garavito, explica que no tener una red férrea apropiada, interconectada y moderna hace que el país sea menos competitivo. “Si el ferrocarril operara correctamente, sus tarifas podrían estar por el orden de 30% por debajo del modo carretero. El problema es que la red férrea nacional no está operando completa, a excepción de algunos corredores de la línea de la concesión de Fenoco –245 kilómetros– en el tramo Chiriguaná–Santa Marta”, agrega el experto en trenes.

De los 3.463 kilómetros de la red nacional férrea, 1.248 están en reparación a cargo de la ANI, 743 son de concesión (Fenoco 245 y Pacífico –no está operando– 498); 150 kilómetros son de carácter privado (Ferrocarril del Cerrejón) y 1.322 kilómetros están inactivos.

Según indicó la ANI, se ha logrado avanzar en la recuperación del ferrocarril central o Red del Atlántico entre La Dorada y Santa Marta, el corredor entre Bogotá y Belencito y entre La Tebaida y Buenaventura. La gran apuesta de esta Agencia para 2017 es continuar avanzando en estos tres corredores, así como adjudicar el primer sistema de tren ligero para pasajeros en el país, entre Facatativá y el centro de Bogotá.

En total, la inversión en vías férreas que hace el gobierno nacional es de $770.000 millones.

El corredor Bogotá-Belencito está listo (Facatativá–Bogotá, Bogotá–Belencito y Bogotá–Zipaquirá) permite la conectividad de Cundinamarca y Boyacá para la movilización de carga y pasajeros. Esta obra de recuperación, que se inició en 2013, abarca 318,3 km., de los cuales 257 están en operación y demandaron una inversión de $128.280 millones.

¿Y en el Pacífico? Desde abril del año pasado la circulación de trenes en el corredor del Pacífico Buenaventura-Cali-La Tebaida se encuentra suspendida por problemas en la concesión entre los socios y la ANI. Este trayecto es considerado estratégico para el país, porque permite la movilización de carga mixta para transporte intermodal desde los puertos de Buenaventura hacia el puerto seco de La Tebaida. Con el proyecto de recuperación se busca también conectar por vía férrea la zona franca de Pereira con la zona portuaria de Buenaventura.

En este trayecto la ANI invierte desde el año 2000 cerca de US$32 millones en obras que se espera estén concluidas en 2030. Con estos recursos se han recuperado las condiciones de operación en 343 km.; sin embargo, hasta que no se tramite la cesión definitiva del contrato, el paso por esta vía férrea seguirá en suspenso.

Y aunque el tren está de moda, se requiere más compromiso por reactivar este medio de transporte, considerado el más económico y amigable, además de ser clave para que Colombia sea más competitiva.

Le puede interesar: ¿En qué va la construcción del nuevo aeropuerto en la Sabana de Bogotá?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.