| 12/14/2017 12:01:00 AM

Los temas que moverán la agenda mundial en 2018

Elecciones en Latinoamérica, reformas en Estados Unidos, el brexit y las tensiones económicas de Europa son algunos de los temas que moverán la agenda mundial.

De mal en peor

Año nuevo… problemas viejos. Esa podría ser la frase que resume el preocupante panorama económico que avizoran los analistas para Venezuela. Los pronósticos cada vez son más pesimistas.

Tras un 2017 en el que la inflación superó el 1.000% y las importaciones apenas llegarán a US$12.000 millones –en 2012 fueron US$60.000 millones–, según Sary Levym, economista de la Universidad Central de Venezuela, el escenario no parece halagüeño. Hay varios datos que ratifican esa visión: una escasez de productos de 80%, de acuerdo con la consultora Datanálisis; un PIB que caerá en el año 12% según el Fondo Monetario Internacional y el impacto negativo por el impago de la deuda soberana.

En materia económica, los indicadores en la agenda del país siguen siendo inciertos. Se estima que, si se mantienen las actuales condiciones, la inflación podría superar 7.380% y la recesión sumaría una nueva caída del PIB estimada en 7,3%, según Asdrúbal Oliveros, de Ecoanalítica. Incluso, todo apunta a que el dólar paralelo pasaría del millón por bolívar. A este escenario se suman las elecciones presidenciales, previstas para octubre, en las que Nicolás Maduro volverá a presentarse, en medio de una creciente polarización que tiene dividido al país. Al parecer, solo una negociación seria entre Gobierno y oposición podría corregir el rumbo democrático y económico del país.

Incertidumbre en las urnas

El 17 de diciembre se decidirá la presidencia de Chile y en 2018 tres de las mayores economías de la región (Colombia, México y Brasil) escogerán a sus nuevos jefes de estado. Y aunque estos procesos democráticos han sido predecibles en el pasado, esta vez asaltan las dudas, pues cada vez se confía menos en las encuestas y la variedad de los candidatos es extrema.

Recomendado: Venezuela en default por incumplir pago de dos bonos soberanos (S&P)

En Chile, la votación definitiva será entre el expresidente Sebastián Piñera (de quien se esperaba que ganara la primera vuelta con más de 40% de los votos, pero solo consiguió 36%) y el oficialista Alejandro Guillier. En mayo será la primera vuelta electoral en Colombia. En el partidor hay más de 50 candidatos y las encuestas inicialmente dan como ganador a Gustavo Petro, un político de izquierda. En el segundo lugar está el independiente Sergio Fajardo.

El primero de julio serán las elecciones en México, donde por ahora va ganando las encuestas el exalcalde del D.F., Andrés Manuel López Obrador. Es de izquierda y tiene un discurso nacionalista que gana adeptos ante los ataques del presidente Trump a los mexicanos. La siguiente candidata con más avance en las encuestas es Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón. Es abogada y la comparan con Hillary Clinton.

El 7 de octubre será la contienda en Brasil, donde la competencia está entre el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que tiene una elevada imagen negativa, y el congresista carioca Jair Bolsonaro, conocido como el Trump brasileño, pues es racista, misógino y homofóbico, al tiempo que apela al nacionalismo.

¿Este será el año del brexit?

En las negociaciones del brexit ha tenido lugar un gran progreso en días recientes en asuntos considerados cruciales por las partes. En primer lugar, el Reino Unido aceptó que la porción de la deuda bruta de ese país dentro de los pasivos de la Unión Europea (13%) es de 100.000 millones de euros. Aunque las autoridades europeas calculan que la obligación neta es de 60.000 millones de euros, el Reino Unido tratará de acordar un monto neto menor –entre 40.000 y 60.000 millones– y de pagarlo a lo largo de varias décadas. En segundo lugar, se adelantó además en un acuerdo sobre las garantías de los derechos de los ciudadanos de cada asociación de países dentro del territorio de la otra, aunque persisten diferencias sensibles en el papel que desempeñaría en ello la Corte Europea de Justicia.

Puede interesarle: Fitch: América Latina tiene pocas probabilidades de mejorar calificaciones en 2018

En tercer lugar, se avanzó en la determinación de la modalidad de las relaciones fronterizas entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, al establecer un principio de compromiso con esta última nación, en el que prevalecerá un alineamiento regulatorio.

En estas condiciones, los negociadores del Brexit estarán pendientes de si el Consejo de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea considera que ha habido “un progreso suficiente” para avanzar a la segunda etapa del acuerdo de salida. Lo que será negociado ahora es el modelo de relaciones comercial que prevalecerá después del periodo de transición, que durará dos años a partir de marzo de 2019.

La tributaria de Trump

Aprobada primero por la Cámara y luego por el Senado, la conciliación del proyecto de reforma tributaria del gobierno del presidente Trump será votada en los próximos días en ambas cámaras.

El núcleo de la reforma es una reducción del impuesto de renta a las empresas, de 35% a 20%.

Algunos opinan que, al estar la economía en pleno empleo, un impulso adicional generaría una ampliación de los desbalances macroeconómicos e inflación. En tal caso, la Reserva Federal tendría que acelerar el tránsito a la normalidad monetaria. Eso frenaría el estímulo, de modo que al final el crecimiento no sería más dinámico, pero se habría desmejorado la solvencia del Estado, porque la ampliación del déficit fiscal tendría que ser financiada con una mayor emisión de deuda pública.

Otros, por el contrario, creen que los menores impuestos incentivarán la inversión, con lo cual acelerarán la productividad y el crecimiento. Este, a su vez, generaría mayores ingresos tributarios, con lo cual el impacto adverso de la reforma sobre las finanzas públicas no sería de grandes proporciones.

Puede interesarle: Senado aprueba "reducción de impuestos más grande en los últimos 30 años" propuesta por Trump

En todo caso, si la FED responde con mayores tasas de interés y menor liquidez, en los mercados internacionales se generaría una menor tolerancia al riesgo, un encarecimiento de la financiación alrededor del mundo y un retorno a los Estados Unidos de una parte del capital invertido en activos de las economías emergentes.

Fiebre de bitcoin

En 2017 se ha vivido una fiebre similar a la que se experimentó con el oro en el siglo XIX y esta vez el objeto del deseo son las criptomonedas y, en especial, el bitcoin, que hoy vale mucho más que el metal precioso y que para muchos se ha convertido en una enorme burbuja con grandes riesgos de explotar. Tras tocar los US$11.000 por bitcoin, esta moneda y colegas suyas como ethereum y litecoin se moverán en 2018 con las noticias de los diferentes países que las acepten o las censuren.

De hecho, para el año entrante se espera el lanzamiento de productos financieros atados a las criptomonedas. Se conoció que Nasdaq prepara un derivado de bitcoin, más exactamente un futuro, así como CME, uno de los mayores operadores de la bolsa de Chicago. Sin embargo, la revolución del bitcoin no solo estará atada a lo que pase con este activo, sino a la tecnología que lo soporta y que se denomina blockchain. Desde los bancos centrales que la están estudiando, hasta los gomosos de internet que cada día le buscan nuevos usos, blockchain será en realidad el gran avance que traigan las criptomonedas, pues se espera que sea una tecnología que ayude a reducir los costos de las transacciones financieras.

La Fed sin Yellen

El nombramiento de Jerome Powell como próximo presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos es una garantía de continuidad en el corto plazo de la estrategia monetaria y del enfoque de la regulación financiera de este banco central.

Recomendado: Dorian Satoshi Nakamoto, primer sospechoso de crear el Bitcoin, visita Colombia

El nuevo presidente enfrentará varios retos. En primer lugar, en algunos mercados financieros –acciones, bonos, monedas electrónicas e inmuebles– hay síntomas de burbujas, infladas por una elevada tolerancia al riesgo, que fue originada por un extenso periodo de tasas de interés muy bajas.

En segundo lugar, a pesar de la proximidad al pleno empleo en los Estados Unidos, de una manera inexplicable no hay presiones inflacionarias. Por tal motivo, el tránsito a la normalidad de la postura monetaria de la FED ha sido y se prevé lento. Los mercados esperan un incremento de 25 puntos básicos en la meta de los fondos federales en diciembre de 2017 y quizá tres más de la misma magnitud el año entrante, con lo cual terminaría 2018 entre 2% y 2,25%. La lentitud del tránsito deja poco espacio para un recorte agresivo en caso de que se presente un choque adverso sobre la actividad económica.

Por tanto, en tercer lugar, se requiere que la FED tenga un plan de contingencia en caso de que sobrevenga una recesión.

Por último, el nuevo presidente deberá mantener la independencia de la FED, amenazada por el estilo de matoneo que tiene el presidente Trump para gobernar.

Puede interesarle: Senado aprueba "reducción de impuestos más grande en los últimos 30 años" propuesta por Trump

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.