| 12/17/2013 9:00:00 AM

El mundo 2014

2014 se perfila como un año mejor de lo que muchos esperarían. Conozca lo que se espera en materia económica.

El próximo año será atípico para Colombia. Se entrelazarán los procesos electorales –para Congreso y Presidencia–, con el desarrollo de los diálogos de paz en La Habana y hasta con el Mundial de Fútbol, al que la selección clasificó luego de 16 años de ayuno.

Aunque tradicionalmente los procesos electorales generan incertidumbre, las expectativas económicas para 2014 son favorables. La economía crecerá alrededor de 4,5% –empujada fuertemente por la construcción de obras públicas–, el dólar se moverá alrededor de los $1.900, la inflación seguirá históricamente baja y el empleo continuará con la buena racha por la que anda.

La preocupación ronda por lo que pueda pasar con el precio del petróleo, la única materia prima cuyo valor aún no se ha derrumbado, gracias a las tensiones geopolíticas en Medio Oriente a lo largo de todo este año 2013.

Pero así como será un año atípico, también será un año de ajustes. Hay que estar preparados para una nueva reforma tributaria, pues en 2014 se termina el impuesto al patrimonio y se necesitan nuevos recursos para el sector agrícola y para atender los compromisos que salgan del proceso de paz. Todo apunta a una reforma tributaria para recaudar entre $7 billones y $10 billones adicionales.

También habrá que estar pendiente de la suerte de la reforma a la salud –que se terminará de discutir el año entrante–, y las de justicia y educación. Igualmente, deberá a empezar el debate de una reforma para cambiar el sistema pensional, una bomba de tiempo que el país se ha negado a desactivar.

Por el lado de los negocios, habrá de todo como en botica: se concretará la venta de Isagen, se definirá la suerte del campo petrolero Rubiales, se empezarán a conocer los ganadores de las primeras licitaciones de las concesiones viales de 4G, se terminará la ampliación y modernización de la Refinería de Cartagena, llegará un aluvión de empresas internacionales y nuevas compañías se lanzarán a conseguir recursos en bolsa, después de un año fatídico para el mercado accionario nacional.

A nivel internacional, los ojos estarán puestos en la recuperación de Europa y Estados Unidos, así como en los movimientos de sus bancos centrales con las tasas de interés y el desmonte de los estímulos fiscales. Regionalmente la atención estará sobre Venezuela, en donde se anticipa una mega-devaluación del bolívar.

Sin duda, 2014 será un año muy movido en la economía, los negocios, la política y hasta el fútbol.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?