Quienes compraron títulos de deuda pública, TES, el año pasado para negociar con ellos, están sufriendo los efectos del aumento en las tasas de interés. Si los vendieran hoy tendrían una pérdida significativa, tal como está ocurriendo en los fondos de pensiones y en los portafolios de algunos bancos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.