El dólar continuó con su acelerada caída llegando a $1894 pesos a finales de mayo, una baja que no se observaba desde enero de 2000. En lo corrido del año la devaluación ha sido del 15,13% y en los últimos doce meses de 23,57%. La incertidumbre continúa al acecho y el pronóstico de un cambio de trayectoria permanece como una posibilidad alejada.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.