| 6/6/2008 12:00:00 AM

La internacionalización de los grupos

La internacionalización de los grupos

El ingreso a países más competitivos como Brasil, México y Estados Unidos, marca una segunda etapa en la expansión de los grupos. Este año, se reactivan las compras de empresas.

En la década de los 90, la mayoría de grupos económicos aprovechó la apertura de la economía y la firma de un tratado de libre comercio con la comunidad andina, para expandirse a los países del área, lo que se constituyó en la primera ola de internacionalización de los conglomerados colombianos. Si bien Carvajal ya tenía un camino recorrido como multinacional colombiana, las otras empresas se habían concentrado en vender en los mercados internos y de exportación. La experiencia adquirida en Venezuela, Ecuador y Perú fue básica para la segunda ola de internacionalización, que ha llevado a algunos grupos nacionales a montar estructuras de operación en mercados más complejos y competitivos como Estados Unidos, México y Brasil, y a hacer una parte importante de sus ventas y su producción en el exterior.

Los protagonistas de esta segunda ola son Inversiones Mundial, El Grupo Argos y el Grupo Nacional de Chocolates, que están recorriendo un camino que Carvajal anduvo hace rato. En el caso del sector financiero, el más adelantado -aunque no a la velocidad de los conglomerados industriales- es Suramericana de Inversiones.

Como explica Javier Jaramillo, presidente de Inversiones Mundial, la estrategia de los 90 en el grupo andino les ayudó a lograr que los procesos de internacionalización fueran más rápidos y se ajustaran más eficientemente a los pronósticos que sirven de base para las adquisiciones. Mundial es uno de los conglomerados que desde 2003 ha sido más agresivo en los mercados externos. Esta organización, con ocho líneas de negocio (pinturas, comercio, químicos, tintas, tuberías, envases, consumo y logística), tiene operaciones en 11 países, 34 compañías y emplea a 4.265 personas. El año pasado, Mundial inició producción directa en Brasil y en Argentina, al comprar el 70% del grupo Amianti en América Latina, lo que también le permitió adquirir una operación más en México. Mientras en 2000, el 36% de las ventas se realizaba en plantas ubicadas en seis compañías en Venezuela y Ecuador en los negocios de pinturas, tintas y químicos, hoy esta cifra asciende al 44%, y corresponde a 19 empresas localizadas en nueve países más (ver mapa) y que pertenecen a negocios adicionales como tuberías y envases. En total, el 38% de las ventas se realiza en el exterior (entre exportaciones y operaciones directas), un porcentaje que en 2000 estaba en 31%.

El Grupo Empresarial Antioqueño, GEA, también ha sido muy dinámico en su estrategia de diversificar el riesgo país y hacer más globales sus empresas de las ramas de alimentos, cementera y financiera. El 45% de las ventas de Argos se hace en el exterior, tiene fuera de Colombia el 22% de su capacidad instalada de cemento y el 81% de la de concreto. La expansión de la industria de concreto tiene nombre propio. Las adquisiciones de las concreteras en Estados Unidos (en 2000, solo el 22% del concreto se fabricaba en el exterior).

En el caso del Grupo Nacional de Chocolates, el 25% de las ventas y el 28% de la producción se hacen en el exterior. Esta holding de alimentos ha creado un sistema de distribución propia en siete países y plataformas de producción y distribución propia en Panamá, Perú, Venezuela, Costa Rica y Colombia que le permitieron incrementar sus ventas de US$311 millones a US$1.660 millones entre 2000 y 2007, y aumentar sus ventas externas en el mismo periodo de US$45 millones a US$419 millones.

En el área financiera, el GEA es el único grupo con una estrategia sólida de internacionalización. Con la compra del conglomerado Banagrícola, en El Salvador, el 20% de los ingresos de la banca provienen del exterior, y aunque solo el 2% de los de seguros lo hacen, la idea es incrementar esta proporción significativamente, explica David Bojanini, presidente de Suramericana de Inversiones.

La directriz de las tres ramas del GEA para este año es seguir creciendo en el exterior, y por eso están a la caza de empresas.

Inversiones Sanford, que con la venta el año pasado de Petco y Propilco se redujo en una tercera parte, también tiene una alta participación de su operación internacional. El 48% de sus ventas y el 26% de su capacidad instalada están fuera de Colombia.

El que se sale del lote es el grupo Carvajal, la primera multinacional colombiana, que opera en 18 países, incluidos España y China, exporta a más de 50 países, y pasó de hacer en el exterior el 34% de sus ventas en 2003, al 43% en 2007. Este año, la expectativa es alcanzar un 46% de ventas internacionales.

La otra liga

Pero mientras unos grupos optaron por la vía internacional para crecer, otros siguen concentrados en el mercado local. Tal es el caso de la Organización Ardila Lülle, que es el conglomerado industrial con menos participación externa en sus operaciones, a pesar de tener un negocio muy exportador como es el azucarero. En el agregado, solo el 9% de sus ventas totales provienen del exterior. Su producción está totalmente en Colombia, lo que va a cambiar este año con la compra de un ingenio en México.

En el caso del Grupo Santo Domingo, si se exceptúa su negocio de bebidas en el cual tiene el 15,1% de participación en la multinacional SAB Miller, sus apuestas están concentradas en Colombia.

El sector financiero es el más tímido. El Grupo Bolívar tiene empresas de seguros en Venezuela y Ecuador, y adquirió oficinas en Panamá y Estados Unidos con la compra de Bancafé. El Grupo Aval tiene también oficinas en Estados Unidos y Panamá, Colpatria está interesado en comprar un banco en Colombia o en la Comunidad Andina con GE Money, y Social está enfocado en crecer en Colombia.

La segunda ola de internacionalización está creando multinacionales colombianas más globales y más competitivas, con una diversificación de riesgo geográfico más dinámica, que está transformando también el management de las empresas. El sector financiero todavía no se ha montado en esta ola, pero la experiencia de Bancolombia puede servir de termómetro para quienes aún no han empezado.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.