| 6/6/2008 12:00:00 AM

Carvajal, el pionero

Este grupo opera en 18 países, emplea más de 24.000 personas y el 43% de sus ventas proviene de su operación en el exterior.

La primera inversión que Carvajal hizo en el exterior fue en Puerto Rico, en una compañía llamada Corporación Gráfica, que producía etiquetas y cajas plegadizas. Aunque la experiencia no fue tan exitosa como esperaban, ayudó a entender lo que significaba tener socios en el exterior y a prepararse para la expansión que seguiría. Carvajal, como el resto de los grupos, empezó yendo a los países vecinos, antes de saltar a mercados más complejos como México, Brasil, Estados Unidos, España o China. La diferencia es que la inversión en Puerto Rico se hizo en 1961, y que el proceso de expansión geográfica se inició en la década de los 70, mientras que la mayoría de sus colegas empezó su internacionalización a mediados de los 90, empujados por la apertura económica.

La estrategia de Carvajal ha estado fundamentada en cinco pilares: procesos, innovación, diversidad, calidad y alianzas. El grupo solo compite en el exterior en los sectores en que ha demostrado ser exitoso y competitivo. Sus dos obsesiones son la innovación y la calidad, y eso les ha permitido diferenciarse y poder competir en otros mercados. Por su parte, la expansión geográfica les ha ayudado a diversificar el riesgo país y aguantar mejor los ciclos negativos de las economías. Y, finalmente, desde el principio entendieron la ventaja de tener un aliado en los negocios, que les permita conocer desde adentro los países y los mercados donde están entrando.

Concebir a Carvajal como una empresa global, y lograr convertirla en la primera multinacional colombiana, fue una tarea de los distintos miembros de la familia que han dirigido la organización, desde Manuel Carvajal Sinisterra, quien hizo la inversión en Puerto Rico, hasta Alfredo Carvajal, quien el año pasado concretó las adquisiciones de la empresa TPI de Brasil por parte de Publicar, y de la mexicana Levicom. La primera le dio acceso a 25 de los 26 estados de Brasil, mientras que la segunda compra le permitió adquirir al líder en la prestación de servicios de E-Business, que tiene operaciones en México y Argentina.

Hoy, Carvajal opera en 18 países, emplea más de 24.000 personas y el 43% de sus ventas proviene de su operación en el exterior. Esa es la empresa que acaba de recibir Ricardo Obregón, el primer presidente del grupo que no es de la familia y que tiene como tarea seguir consolidando la globalización de Carvajal, así como la paulatina migración que el grupo está haciendo de su negocio manufacturero hacia el de servicios, como lo demuestra la fusión que se concretó el año pasado entre Fesa, IBC e Integrar, para empezar a ofrecer outsourcing de procesos de negocios, bajo la razón social de Assenda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?