| 7/16/1999 12:00:00 AM

¿Reestructurar? ¿Qué significa eso?

¿Reestructurar? ¿Qué significa eso?
¿Reestructurar? ¿Qué significa eso?

Muchas personas creen que reestructurar deuda es alargar plazos y conseguir más recursos. En realidad, es un proceso mucho más amplio cuyo objetivo es volver a dar una base sólida a la estructura empresarial de un país.

El tema de las reestructuraciones ha tomado un nuevo curso con la experiencia obtenida en los países asiáticos. Los principales mandamientos cuando se piensa en este proceso son los siguientes:

* No se trata sólo de cambiar las condiciones de pasivos financieros de una empresa. Los bancos también deben modificar su forma de operar.

* Se debe cambiar la estructura de capital de las empresas para permitir la recapitalización de deuda y evitar la descapitalización por el reparto de dividendos.

* Se deben contemplar modificaciones financieras como tasas y plazos, cambio de deuda, condonación de pasivos y períodos de gracia.

* Se deben mejorar todos los sistemas de evaluación de riesgo antes, durante y después de otorgar un préstamo, para actuar con rapidez.

Las reestructuraciones operacionales dentro de las compañías son esenciales para incrementar eficiencia, reducir costos y mejorar la gestión estratégica. Es imperativo cambiar las normas para permitir la inversión de capital extranjero y agilizar los procesos de adquisición.

La flexibilización tributaria y laboral son elementos claves para asegurar el desarrollo de los proyectos empresariales.

Todos ponen

En un proceso de reestructuración de deuda en gran escala, cada uno de los actores implicados tiene que aportar. Estas son algunas de las transformaciones que se le exigen a cada uno.

Los bancos

* Empezar a ver al cliente como una empresa por recuperar y no como una cartera por recuperar.

* Mejorar los sistemas de evaluación de riesgo, integrándolos a una división de banca de inversión.

* Implementar mecanismos integrales de seguimiento de la gestión de la empresa y el empresario, antes que de la deuda.

* Modificar los esquemas de captación. Manejar captaciones de largo plazo y disminuir el manejo de tesorería por medio de mesas de dinero.

* Cambiar el corto plazo para empezar a entrar en el negocio de rentabilidad a largo plazo.

Empresarios

* Reconocer que las empresas son proyectos de inversión de largo plazo.

* Cambiar la percepción del crédito como única fuente de capital de trabajo.

* Revaluar el esquema de reparto inmediato de utilidades para favorecer la recapitalización de sus empresas.

* Mejorar todos los sistemas contables, gerenciales y financieros de las empresas. Hacer de la gestión financiera una pieza central de la planeación de largo plazo.

* Lograr esquemas de costos y gastos muy flexibles, que se muevan al mismo ritmo de los ingresos.

Gobierno

* Proveer estabilidad macroeconómica que favorezca las inversiones de largo plazo.

* Flexibilizar las normas que regulan el mercado laboral y las cargas fiscales.

* Incentivar el ahorro de largo plazo, mediante beneficios tributarios e instrumentos financieros de largo plazo (TES a más de 5 años, por ejemplo).

* Agilizar las intervenciones en empresas candidatas a liquidación y facilitar la realización de acuerdos extralegales para reestructurar empresas con problemas financieros.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.