| 7/2/1999 12:00:00 AM

Prevención de crisis

Prevención de crisis














Prevención de crisis

(Artículo 48)


Antes



Este artículo establecía las facultades del Gobierno y los instrumentos de intervención en el sector financiero.



Ahora



El Gobierno determinará nuevos indicadores económicos que permitan detectar si hay deterioro en las entidades sometidas a su control. El objetivo es agilizar la intervención para prevenir o subsanar eventuales crisis individuales.



La Superintendencia maneja indicadores de solvencia, gap de liquidez y gap de tasa de interés, entre otros. Además, analiza de cerca a aquellas entidades que sistemáticamente captan y colocan a tasas de interés más altas que el promedio, especialmente cuando haya buena liquidez en el mercado. Con la reforma, la Super podrá tomar la medida preventiva que considere del caso, aun antes de que los bancos o corporaciones entren en cesación de pagos, empiecen a incumplir sus obligaciones o reduzcan su margen de solvencia por debajo del 9%.



Se facultó al Gobierno para permitir la adopción de programas de recuperación y la aplicación automática o gradual de medidas apropiadas de acuerdo con el caso. Eso significa que el Gobierno no necesariamente tendrá que intervenir para administrar o liquidar una entidad, sino que podrá exigir la adopción de un plan de recuperación previo que permita normalizar las operaciones de la firma en problemas. Esto generalmente incluye la inyección de capital fresco y la realización de provisiones sobre su cartera vencida y la cartera bruta.



Se amplió el espectro de las medidas preventivas de toma de posesión que puede aplicar la Superintendencia Bancaria como órgano de control. A las ya establecidas, se agregaron:





* La reducción forzosa de capital a una cifra no inferior al valor del patrimonio neto, cuyo objeto es enjugar pérdidas del ejercicio con el capital pagado.



* Colocación obligatoria de acciones sin sujeción al derecho de preferencia, para agilizar procesos de venta eliminando los plazos contemplados para ofrecer las acciones a los propietarios.



* Enajenación forzosa de activos.



* Prohibición de distribuir utilidades.



* Creación de mecanismos temporales de administración, con o sin personería jurídica, para buscar la optimización de la gestión de los activos y responder a los pasivos. Podrían conformarse, por ejemplo, capitales autónomos administrados mediante fiducias sobre la cartera o los activos que representan bienes entregados como daciones en pago.

   





   

Intervención para recuperar entidades

(Artículo 113)
      

Antes


Se contemplaban cinco medidas básicas de intervención y toma de posesión.





1. Vigilancia especial.

2. Recapitalización.

3. Administración fiduciaria.

4. Cesión total o parcial de activos, pasivos y contratos y enajenación de establecimientos de comercio u otra institución.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.