| 2/2/2007 12:00:00 AM

La historia

La historia
El contrato de futuro peso dólar fue impulsado por los cafeteros, que necesitaban cubrirse de la revaluación.
 

El nuevo producto del New York Board of Trade surgió gracias a una solicitud de la Federación Nacional de Cafeteros que, a pesar de tener tradición en cubrirse de los riesgos de la cotización internacional del grano en esta bolsa, estaban viendo cómo las ganancias obtenidas vía aumento de precios se estaban perdiendo por efectos de la revaluación.

“Se solicitó a esta importante bolsa listar nuestra moneda para poder cubrir nuestros riesgos en un solo mercado, ya que teníamos dificultades de tesorería para manejar el riesgo cambiario mediante forwards en el mercado local”, comenta Javier Mantilla, jefe de la división de riesgo de Fedecafé. El que NYBOT le diera la bienvenida al peso colombiano el pasado 12 de enero es una muestra “del potencial y madurez de este mercado”, afirma Frederick Schoenhut, presidente de NYBOT.

Durante las dos primeras semanas del lanzamiento se han negociado entre 50 y 100 contratos diarios, de US$45.000 cada uno ($100 millones). “Para ser tan reciente, esto demuestra el interés que ha generado el producto. Sin embargo, habrá que esperar un año para que este mercado madure. En este período pueden llegar a negociarse alrededor de US$500 millones”, sostiene Rodrigo Jaramillo, presidente de Interbolsa.

Para Juan Fernando Recio, presidente de la junta directiva de Interbolsa Futures Inc., US$500 millones puede ser una cifra modesta pues esto es solo lo que exporta la Federación en un año y el espectro de posibles clientes es muy grande, porque están bancos y compañías de seguros, hedge funds, compañías de commodities, compañías de ingeniería e infraestructura, inversionistas internacionales que lleguen al país y tengan una exposición a pesos, entre otros.

Interbolsa, mediante su filial en Panamá, creó la nueva compañía Interbolsa Futures Inc., con el fin de operar directamente en Nueva York y buscarle liquidez al nuevo mecanismo. Esta empresa está en las últimas etapas para conseguir sus registros y el permiso para poder negociar en el piso de la bolsa, donde las operaciones se desarrollan a viva voz.


Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.